Cómo tratar unas rodillas adoloridas por correr

El correr es un gran ejercicio aeróbico que potencia la energía y el metabolismo. Por desgracia, puede dejarte adoloridas las rodillas. Los corredores sufren de dos problemas comunes que causan dolor en las rodillas. Uno es llamado síndrome de dolor patelofemoral. Ocurre cuando la patela o rótula de la rodilla, no encaja correctamente en la ranura del fémur, el hueso del muslo. El otro problema común en las rodillas es llamado síndrome de a banda iliotibial. La banda iliotibial comienza en la cadera y atraviesa la pierna, cuando se irrita por exceso de flexión, se produce dolor en la rodilla. Por fortuna, puedes tratar e incluso curar ambos problemas en la rodilla.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Paquetes de hielo
  • Almohadas
  • Ibuprofeno

Instrucciones

    Cuando duelen las rodillas

  1. Descansa tu rodilla. Elévala sobre una almohada para ayudar a aliviar la hinchazón.

  2. Coloca hielo sobre tu rodilla por lapsos de 20 minutos, para reducir la inflamación. Usa empaques fríos y colócalos en una toalla o tela para evitar que lastimen tu piel.

  3. Toma medicinas antiinflamatorias que no requieran receta médica, como ibuprofeno, para ayudar a aliviar la inflamación.

  4. Continúa con el tratamiento de descanso y hielo hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan.

  5. Llama tu médico y haz un cita para descubrir qué causa que tus rodillas te duelan.

    Tratamiento inicial

  1. Visita a tu médico. Considera ver a un cirujano ortopédico especializado en rodillas.

  2. Realiza pruebas de imagen. El especialista probablemente te ordene exámenes de rayos X y MRI.

  3. Pide un diagnóstico y un plan de acción a tu doctor. Asegúrate de que entiendas los pasos que seguirás para curar el dolor en tus rodillas.

    Tratamiento para el Síndrome de la banda iliotibial

  1. Comienza a ejercitarte con un terapista físico una vez que el dolor y la hinchazón en tu rodilla desaparezcan.

  2. Estira tus bandas iliotibiales con la supervisión de un terapista.

  3. Fortalece el músculo que soporta la banda iliotibial, el glúteo medio. Hazlo solamente bajo la supervisión de un terapista para asegurarte de que no causes más daños a tu rodilla adolorida.

  4. Continúa con la terapia física por entre tres y seis semanas. Regresa a correr cuando tu rodilla esté lo bastante fuerte.

  5. Considera una cirugía para recortar la banda iliotibial en el punto donde cruza la rodilla si la terapia de rehabilitación no es efectiva.

    Terapia para el síndrome de dolor patelofemoral

  1. Comienza tus sesiones con el terapista físico cuando el dolor y la inflamación en tu rodilla desaparezcan.

  2. Fortalece los músculos que soportan la rótula, los cuádriceps. Estos estabilizan la rótula y evitan que se salga de lugar. Ejercita los cuádriceps solamente bajo la supervisión de un terapista físico para evitar más daños a tu rodilla.

  3. Estira el cuádriceps con ayuda del terapista físico. Mantén tus músculos estirados y flexibles para que tenga fuerza.

  4. Continúa con la terapia por entre tres y seis semanas. Regresa a correr cuando tu rodilla esté lo bastante fuerza.

  5. Considera una cirugía para suavizar la superficie del lado interior de la rótula si la terapia física no es exitosa.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por eduardo moguel