Cómo tratar los protectores mamarios con lanolina

Durante el amamantamiento, muchas mujeres experimentan dolor, tirantez y agrietamiento en los pezones. Esto puede deberse al pobre amamantamiento o solamente a la frecuencia con que se alimenta al bebé. Tratar los protectores mamarios con lanolina, una sustancia parecida al aceite que deriva de la lana de la oveja, puede ayudar a suavizar y sanar la piel durante el amamantamiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Comienza con protectores limpios. Si tus protectores mamarios son lavables, lávalos y sécalos antes de tratarlos con lanolina. Aplica lanolina en protectores mamarios descartables que no estén mojados con leche.

  2. Coloca una pequeña gota de lanolina en el centro del protector. Utiliza tu dedo para esparcirla de forma que, cuando el protector esté en su lugar, la superficie con lanolina cubra todo el pezón. También puedes frotar un poco de lanolina directamente sobre el pezón.

  3. Coloca el protector mamario en el sostén. No hace falta lavar la lanolina antes de amamantar a tu bebé ya que es seguro para él para ingerir.

Consejos y advertencias

  • Lava los protectores mamarios reutilizables o cambia los descartables diariamente o cuando estén empapados en leche. Vuelve a aplicar lanolina en los protectores mamarios limpios en cada ocasión para evitar que la piel del pezón y de los alrededores se agriete.
  • No utilices lanolina o productos que contengan lanolina si eres alérgica a la lana.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por silvina ramos