Cómo tratar la piel agrietada de un bebé que chupa su pulgar

Los bebés se chupan el pulgar para consolarse o por diversión. La delicada piel de tu bebé puede ponerse roja y agrietada después del constante chupeteo del dedo. Algunos remedios caseros pueden ayudar a aliviar la irritación asociada con ese hábito. Después de tratar su piel es posible que desees comenzar a trabajar en las medidas preventivas para asegurar que no tenga constantemente la piel agrietada. Aunque muchos métodos pueden parecer seguros, consulta con tu pediatra como medida de precaución antes de comenzar cualquier tratamiento.

Exfoliar

Utiliza avena como un exfoliante natural para eliminar la piel agrietada y descamada en sus manos. La avena es un remedio suave para ayudar a sanar y calmar la piel seca del bebé. Antes de alistarlo para el baño, prepara tu exfoliante de avena. Coloca 1 taza de avena tradicional común en la licuadora y muele hasta tener un polvo fino. Frota suavemente sus manos con el polvo de la avena para deshacerte de la piel descamada. Luego báñalo como lo harías normalmente, seca su piel a fondo y aplica inmediatamente una crema hidratante para las manos y el cuerpo.

Hidratar

El tratamiento de los pulgares y los dedos irritados de tu bebé puede ser tan simple como buscar en tus gabinetes de cocina. Las grasas que se utilizan para cocinar, tales como manteca, aceite de aguacate (avocado) y aceite de oliva son muy hidratantes para la piel. Frota las manos de tu bebé con una pequeña cantidad de una de estas sustancias grasas mientras duerme. De esta manera, será menos probable que se chupe inmediatamente y la quite. Para mayor protección, coloca guantes de bebé en sus manos para permitir que el agente humectante se absorba. Dado que los aceites y la manteca son comestibles, no tendrás que preocuparte por que ingiera una sustancia dañina si pone su pulgar en la boca. Además, es posible que no le guste el sabor, lo que puede ayudar a disuadirlo de chuparse el dedo constantemente.

Otras opciones

Mantener la piel bien hidratada es un paso clave en el tratamiento de las grietas y la sequedad por la succión del pulgar. Hay varias lociones para bebés disponibles en tu farmacia local o tienda de abarrotes. Estas lociones están diseñadas específicamente como agentes suaves para su delicada piel. La elección de una loción diseñada específicamente para bebés es importante ya que no son tóxicas. Algunas variedades también incluyen protección solar para prevenir una mayor irritación por el sol.

Prevención

Evitar que se chupe el dedo puede detener las molestias en la piel antes de que comiencen. La colocación de un líquido de sabor amargo en sus lechos ungueales podría disuadir al niño de querer poner el pulgar en su boca. Este tipo de gotas líquidas están disponibles sin receta en tu supermercado local, o puedes preguntar a tu farmacéutico para obtener gotas diseñadas para bebés. A menudo, este tipo de líquidos tiene un sabor desagradable, como la manzana amarga, que tu bebé encuentra indeseable. Si decides usar gotas para la prevención, asegúrate de tratar a fondo la piel seca y agrietada con anterioridad. Poner un líquido amargo en heridas abiertas puede irritar aún más su delicada piel.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por mar bradshaw