Cómo tratar la picazón en las piernas después del afeitado

Afeitarse es una de las formas más rápidas de tener las piernas suaves y sedosas. Desafortunadamente, también puede causar bultos rojos, una severa irritación y una picazón insoportable. Si tus piernas te pican mucho después de afeitarlas es posible que tengas la piel seca o una dermatitis por el afeitado. Resiste la necesidad de rascarte y trata tu piel con un producto que alivie la comezón. Algunos productos naturales, como el aloe o harina de avena, alivian la picazón al igual que algunos productos comerciales o medicamentos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Gel o loción de aloe
  • Harina de avena
  • Paño de aseo
  • Sal
  • Aguacate
  • Crema de caléndula
  • Aceite del árbol del té
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Aspirina sin cobertura

Instrucciones

  1. Aplica gel de aloe vera puro o una loción que contenga aloe sobre tus piernas con picazón. Este producto alivia la picazón y refresca la piel con ardor.

  2. Mezcla harina de avena común con unas pocas gotas de agua y luego pon un paño de aseo en remojo sobre la mezcla. Envuelve el paño de aseo cubierto con avena sobre las piernas con picazón y mantenlo en su lugar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua limpia. Algunas empresas también fabrican lociones basadas en harina de avena que puedes usar cuando no tienes tiempo para aplicarte el paño de aseo.

  3. Combina 2 cucharadas de sal de mesa con un litro de agua fría. Humedece un paño de aseo en el agua con sal y luego aplícalo sobre tus piernas. Cuando la picazón se detenga, enjuaga las piernas con agua limpia.

  4. Aplica una capa ligera de crema de caléndula, un aguacate fresco pisado, aceite del árbol del té o vinagre de sidra de manzana sobre tus piernas. Todos estos elementos naturales alivian la picazón. Después de 15 minutos, enjuaga las piernas y sécalas con una toalla limpia.

  5. Machaca dos aspirinas sin cobertura y combínalas con una cucharadita de agua tibia. Mézclalas para formar una pasta. Aplica la pasta de aspirinas sobre tus piernas y déjala durante 15 minutos. Enjuaga las piernas y sécalas con una toalla limpia.

  6. Toma duchas cortas con agua tibia y un jabón suave. No te bañes con agua caliente ya que eso puede irritar la piel. Después de la ducha, sécate con una toalla. No frotes tu piel.

  7. Evita afeitarte hasta que la picazón desaparezca. Si lo haces sólo irritarás más las piernas.

Consejos y advertencias

  • Generalmente puedes evitar la picazón en las piernas si te afeitas en forma adecuada. Hazlo después de haber estado en la ducha durante unos minutos. Aplica una capa gruesa de crema de afeitar y luego pasa la maquinilla contra el crecimiento del vello. Después de enjuagar las piernas, sécalas con una toalla. Aplica un humectante mientras tus piernas están ligeramente húmedas.
  • Consulta a tu médico acerca de tomar medicamentos para la picazón de las piernas.
  • Evita usar una maquinilla poco afilada para afeitarte. Deberás presionar más fuerte, por lo que es probable que arañes tu piel y que se produzca una irritación.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por alejandra prego