Cómo tratar una perforación en la lengua recién hecha

Un estudio reciente realizado por Colgate informa que el 16 por ciento de las mujeres y el 4 por ciento de los hombres de una universidad de Nueva York tienen perforaciones en la lengua. Aunque actualmente esté ganando popularidad, las perforaciones en la lengua no son una práctica nueva. De acuerdo con un reporte de la Universidad de Wisconsin, los aztecas perforaban sus lenguas y otras partes del cuerpo como una forma potencialmente peligrosa de sacrificio ritual. Aunque las perforaciones modernas tienen un fundamento más estético, una nueva perforación en la lengua se puede infectar si no se cuida adecuadamente.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Hielo picado
  • Enjuague bucal antibacterial libre de alcohol
  • Sal marina libre de yodo
  • Agua embotellada o destilada

Instrucciones

  1. Coloca pequeños trozos de hielo picado en tu lengua tan pronto como te levantes de la cama al día siguiente de haberte hecho la perforación. De acuerdo con Pacific Body Jewellery and Piercing (joyería y perforaciones pacific body), es probable que tu lengua esté hinchada en la mañana siguiente a la perforación. Deja que el hielo se derrita en tu lengua, pero evita chuparlo o morderlo. Utiliza el hielo según lo consideres necesario durante el día y también bebe agua fría para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.

  2. Enjuaga tu boca por 30 a 60 segundos con una solución de limpieza cada vez que comas o bebas algo que no sea agua pura, así como también antes de ir a la cama y cuando te despiertas por la mañana. Si la persona que te perforó no te proporcionó una solución especial para enjuagarte, puedes usar enjuague bucal antibacteriano libre de alcohol. Enjuaga de esta manera durante los primeros siete días posteriores a la perforación.

  3. Enjuágate con 1/4 cdta. de sal marina libre de yodo en una taza de agua tibia de botella o destilada durante 10 a 15 segundos una o dos veces al día durante la primera semana. Este enjuague te ayudará a acelerar el proceso de curación.

  4. Cepilla tus dientes y y usa hilo dental con frecuencia. Es vital mantener una higiene oral adecuada con una perforación recién hecha en la lengua, ya que las bacterias en tus dientes y encías pueden llegar a la lengua y causar infección. Evita cepillarte la lengua mientras la lengua está en proceso de curación.

  5. Revisa las bolas de los extremos del barbell (poste) todas las noches para cerciorarte de que no esté suelto, lo que puede causar que la joya se salga de la perforación. Asegúrate de cepillar tus dientes y lavar muy bien tus manos antes de tocar el barbell.

Consejos y advertencias

  • Visita de nuevo al perforador en dos semanas para recortar el barbell o reemplazarlo por una barra más corta y así evitar un daño dental.
  • Evita masticar cualquier cosa además de la comida, como por ejemplo goma de mascar o tabaco hasta que tu lengua haya sanado.
  • Contacta a tu perforador o médico si la perforación parece estar infectada.

Más galerías de fotos



Escrito por tricia goss | Traducido por pattricia patino