Cómo tratar con un niño de cinco años que se porta mal

Los niños de cinco años se portan mal por una variedad de razones, incluyendo la búsqueda de atención, la falta de confianza, como una respuesta al cambio, probando los límites y como una forma de afirmación de sí mismos. Los niños siguen portándose mal cuando descubren que actuar es una táctica eficaz para manipular y controlar a los otros. La inmediata respuesta parental apropiada ayuda a formar habilidades más saludables adaptativas para cooperar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Toma nota y felicita a tu hijo cuando su comportamiento sea positivo y pasa tiempo especial con él para disminuir la actuación debido a la búsqueda de atención. La especialista en desarrollo infantil Deborah Richardson observa que algunos niños sienten que no les gustan a sus padres, porque la única forma de conseguir atención es actuar. Interrumpir, fanfarronear y romper las reglas conocidas son signos de mal comportamiento para llamar la atención.

  2. Anima a tu hijo a probar nuevas actividades y a ser tolerante de los errores. Si la actuación se debido a la falta de confianza en sí mismo, tu niño se sentirá más seguro si sus intentos de probar cosas nuevas son recompensados. Da un buen ejemplo al permitir que tus hijos te vean probar cosas nuevas y si fracasas, ríete o habla de la experiencia de aprendizaje de forma paciente. Deja que tu niño luche para completar una tarea nueva, incluso si esto dura más o te causa malestar al verlo fracasar.

  3. Introduce el cambio lentamente y habla sobre los aspectos positivos. Los niños de cinco años necesitan una rutina para sentirse seguros y protegidos, y las interrupciones imprevistas en la rutina pueden causar mal comportamiento. Siempre que sea posible no intentes innecesariamente interrumpir su rutina. Ellos toman sus señales de los padres si se sienten inseguros en nuevas situaciones, así que modela una actitud positiva hacia el cambio.

  4. Debes ser consistente, firme y sin emociones al establecer límites. Los límites de pruebas para un niño de cinco años le asegura que su entorno sea infalible. Si tienes problemas para hacer cumplir los límites porque no quieres ser el "chico malo", recuerda que fijarlos es un comportamiento amoroso de los padres y tu hijo pretende ser corregido cuando prueba los límites. Permanecer impasible le muestra que estás en control y eres confiable.

  5. Escucha los sentimientos y opiniones de tu hijo de cinco años. Explica que comprendes sus sentimientos y empatizas si te sientes igualmente en la misma situación. Explica que las reglas están destinadas a asegurar su seguridad, mientras entiendes que esté decepcionado, debe seguir las reglas. A veces sólo escuchar y validar los sentimientos de tu hijo ayuda a disminuir la actuación.

  6. Proporciona a tu hijo las herramientas que necesite para tener éxito. Elige sillas de tamaños apropiados, materiales de manualidades, rompecabezas y juguetes mediante las recomendaciones de edad en las etiquetas antes de comprar. Asegúrate de que las reglas sean claras y alaba cualquier intento de seguirlos. Esto ayudará a un tener comportamiento positivo. Planifica actividades que sean interesantes para prevenir el mal comportamiento debido al aburrimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda scottsdale | Traducido por maria gloria garcia menendez