Cómo tratar naturalmente el cabello dañado

El peinado con calor y los tratamientos de color pueden darle al pelo un toque temporal de brillo y buen aspecto. Las planchas y tintes, que pueden mejorar tu aspecto al aplicarse por primera vez, causarán daños con el tiempo si no cuidas y nutres tu cabello de forma adecuada. Estos daños pueden presentarse en forma de un pelo encrespado o fuera de control, unas puntas abiertas o un aspecto opaco. Si la idea de probar fuertes tratamientos y mascarillas te hace querer atar tu pelo en una cola de caballo hasta tu próxima visita a un salón de belleza, intenta con una solución natural. Inyecta a tu cabello una dosis saludable de hidratación, con elementos que probablemente ya tengas en tu cocina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un banano maduro
  • Una cucharada de miel
  • Licuadora
  • Gorro de baño
  • Champú humectante
  • Acondicionador humectante

Instrucciones

  1. Coloca un banano y una cucharada de miel en una licuadora. Enciende la licuadora en nivel alto y mezcla hasta obtener una mezcla uniforme, sin trozos de banano.

  2. Cubre tu cabello, desde las raíces hasta las puntas, con la mascarilla de banano.

  3. Cubre tu pelo con un gorro de baño y déjalo en reposo durante 20 minutos.

  4. Enjuaga bien tu pelo. Continúa con un champú y un acondicionador humectantes para remover los residuos y fijar el brillo.

Consejos y advertencias

  • Aplica esta mascarilla una vez a la semana para obtener los mejores resultados.
  • Opta por un champú libre de sulfatos y silicona para evitar resecar y sobrecargar tu pelo.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por pau epel