Cómo tratar manchas naturalmente

El tratamiento del acné no tiene por qué implicar limpiadores abrasivos o tratamientos faciales con químicos. Hay un montón de remedios caseros que puedes probar antes de comprar los productos de tratamiento sintéticos. Las espinillas surgen cuando los poros se obstruyen con la suciedad o cosméticos, células muertas de la piel y sebo, el aceite natural de tu piel. Los productos frescos pueden ayudar a destapar los poros y limpiar manchas existentes, así como a prevenir la formación de nuevas. Sólo tienes que ir hasta la cocina para encontrar un arsenal de ingredientes que combaten el acné.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Harina de avena seca
  • Tomates
  • Limones
  • Bicarbonato de sodio
  • Miel
  • Filtro de café
  • Vidrio
  • Bolas de algodón

Instrucciones

  1. Coloca un filtro de café en un vaso y exprime dos tomates frescos sobre él. Recoge el jugo en el vaso y guarda la pulpa.

  2. Exprime el jugo de limón en el vaso con el jugo de tomate.

  3. Mezcla la harina de avena seca con agua para formar una pasta exfoliante suave. Lávate la cara con la pasta, prestando especial atención a las zonas donde se forman las espinillas. Enjuaga bien y seca con una toalla limpia.

  4. Sumerje una bola de algodón en el jugo de limón y el tomate y utilízalo como un tóner. También puedes optar por guardar el tóner para su uso posterior y dispersa la pulpa de tomate fresco sobre tu cara como una máscara. Deja la mascarilla sobre la piel durante 15 minutos, dando tiempo al ácido cítrico para extraer las impurezas. La pulpa de tomate puede ser muy eficaz contra las espinillas.

  5. Mezcla 2 cucharadas. bicarbonato de sodio, 1 cda. miel y aplica como tratamiento localizado a las nuevas manchas. El bicarbonato de sodio actúa como un agente de secado, mientras que la miel funciona como un humectante libre de aceite.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por roberto garcia de quevedo