Cómo tratar el mal olor del cuerpo sin desodorante

El olor corporal es normal y es causado por las bacterias en la piel, la mala alimentación, el tabaquismo o el estrés. A pesar de que los desodorante son la forma habitual de tratar con el olor corporal, los productos desodorantes comerciales a menudo contienen fragancias artificiales, colorantes y productos químicos fuertes. El tratamiento contra el olor corporal sin usar productos comerciales es posible, pero requiere un poco de esfuerzo extra. Habla con tu médico si empeora tu olor corporal, o si notas un cambio en su aroma habitual.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Jabón antibacterial
  • Pasto de trigo o suplementos de clorofila
  • Alfalfa, perejil y otras verduras de hoja verde
  • Vinagre, alcohol o hamamelis
  • Aceite de árbol de té o aceite esencial de romero

Instrucciones

  1. Toma a diario un baño o ducha. Lávate con un jabón anti-bacterial. Seca bien la piel después de la ducha.

  2. Usa ropa hecha de fibras naturales como algodón o lino, ya que los tejidos naturales aumentarán la circulación de aire sobre la piel. Lava la ropa después de cada uso para eliminar las bacterias que puedan causar olor corporal.

  3. Toma un suplemento de hierba de trigo o de clorofila después de cada comida, ya que estas sustancias actúan como desodorantes naturales, aconseja Columbia University Health Care. Alternativamente, mastica alfalfa, perejil u otras verduras de hoja verde para neutralizar los olores corporales.

  4. Límpiate debajo de los brazos con vinagre, alcohol o agua de hamamelis para desalentar el crecimiento de las bacterias que causan el olor corporal. Como alternativa, aplica desodorantes naturales en las axilas como por ejemplo aceite de árbol de té diluido o aceite esencial de romero.

  5. Ingiere una dieta saludable que incluya muchas frutas y verduras. Bebe por lo menos ocho vasos de agua todos los días. Evita los alimentos que causan mal olor como el ajo, la cerveza, las cebollas y las especias fuertes. Si fumas, deja de hacerlo.

Consejos y advertencias

  • Una pizca de almidón de maíz puede secar la humedad en las zonas problemáticas, y se puede utilizar tantas veces como sea necesario.
  • Nunca apliques vinagre o alcohol sobre la piel irritada o lastimada.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por martin santiago