Cómo tratar de lograr que sus niños se levanten a la mañana

Cuando los niños tienen dificultad para levantarse a la mañana, eso puede indicar que no están descansando lo suficiente. En un estudio presentado por la Dra. Erika Gaylor, en la reunión anual de 2010 de la Associated Professional Sleep Societies, los investigadores descubrieron que los niños que tenían buenas rutinas de sueño y lograban el descanso adecuado tenían mejores habilidades en matemática y literatura. La cantidad de descanso que logra tu hijo puede ser un vaticinador poderoso de su éxito académico.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Libro
  • Reloj con alarma

Instrucciones

  1. Establece una rutina para la hora de dormir. Ya sea que tu hijo sea un bebé o vaya a la escuela secundaria, él se puede beneficiar de tener una rutina de sueño coherente. Un baño, luces bajas y un libro pueden servir como pilares de una rutina de sueño efectiva. Para hacer que tu bebé o niño pequeño se duerma, el pediatra Dr. Sears recomienda leer un libro con una voz suave como parte de la rutina para dormirse.

  2. Asegúrate de que tu hijo esté consiguiendo la suficiente cantidad de sueño. Aunque no hay un número mágico de la cantidad de horas de sueño que un niño necesita porque la necesidad de cada individuo puede variar, existen algunas directrices. Según la National Sleep Foundation, los niños pequeños necesitan 12 a 14 horas de sueño por día incluyendo siestas, los preescolares necesitan de 11 a 13 horas incluyendo siestas, los niños de 5 a 10 años necesitan de 9 a 11 horas de sueño y los adolescentes necesitan 8 y 1/2 a 9 1/4 horas de descanso.

  3. Prepara lo de la escuela la noche anterior. Al hacer que los niños hagan las tareas básicas la noche anterior, como empaquetar sus almuerzos, tener sus mochilas listas y tener preparada su ropa, pueden no necesitar mucho tiempo para prepararse en la mañana y pueden dormir más.

  4. Experimenta con diferentes métodos para despertarlos. Diferentes niños responde a diferentes métodos. Prueba colocando el reloj despertador en el otro lado de la habitación para que el niño tenga que levantarse para apagarlo. Abrir las persianas o encender las luces puede ayudar a otros niños.

  5. Premia a tu niño pequeño. Después de que complete las tareas de la mañana como vestirse, tomar el desayuno y armar su mochila, déjalo ver dibujos animados o prémialo por el trabajo bien hecho.

  6. Habla con tus niños en edad escolar sobre cualquier problema que estén teniendo a la mañana. Déjalos saber que es su responsabilidad levantarse a la mañana. Deja que las consecuencias naturales tengan efectos. Por ejemplo, explícale que si un niño no se levanta de su cama en la mañana cuando lo despiertas, perderá su autobús escolar y tendrá que enfrentar las consecuencias. Deja que tus hijos sepan que sólo los vas a tratar de despertar una vez (y luego seguirás con tu propia rutina usual). Al tocar su independencia de raíz, quizás puedas ayudar a inculcar mejor los hábitos de sueño y despertar.

Más galerías de fotos



Escrito por samantha kemp | Traducido por aldana avale