Cómo tratar con un hijastro adolescente

Convertirse en padrastro puede ser tanto un premio como un desafío, si bien a los hijastros les puede molestar que haya una nueva figura de autoridad en la casa. Aprender a crear un vínculo, cooperar y negociar con un hijastro adolescente puede ser una lucha continua. Para que todas las relaciones crezcan es necesario que pase tiempo, y la relación con un hijastro no es la excepción. La paciencia y la sinceridad te pueden orientar para llegar a tener una mejor relación con tu hijastro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Conoce los intereses de tu hijastro. ¿Le gusta jugar a los videojuegos, escribir o tiene algún hobby? Contempla la idea de pasar una tarde jugando a los videojuegos con él o llévalo a un salón de juegos. Si no acepta tu oferta, sonríe y piensa en pedirle que pase tiempo contigo nuevamente después de unos días. Si disfrutan de un interés en común juntos, esto los podrá ayudar a conocerse.

  2. Analiza tu propio comportamiento. ¿Eres controlador o mandón con tu cónyuge e hijos? El comportamiento de tu hijastro puede ser consecuencia de tu propio comportamiento. Comunica tus expectativas o desilusiones con tranquilidad y firmeza respecto a los niños que viven en tu hogar. Si actúas apoyando a tu cónyuge cuando discipline a sus hijos en lugar de ser el partidario de la disciplina, también beneficiarás la relación con tu hijastro.

  3. Es bueno que sepas cuándo debes tomar distancia de tu hijastro. Si están discutiendo, hazle saber que regresarás luego de tranquilizarte para hablar. Debes permanecer dispuesto a escuchar su punto de vista... ¿Se siente abrumado por la responsabilidad? Si aprendes a llegar a acuerdos con tu hijastro adolescente y le das un poco de independencia, esto ayudará a aliviar la tensión entre todos los integrantes de la familia.

  4. Es bueno que conozcas a los padres de tu hijastro. Las peleas que involucran a los ex-esposos también pueden generar desavenencias entre los padrastros y los hijastros. Al aprender a llevarte bien con la ex-pareja de tu cónyuge podrás ganarte el respeto de tu hijastro. Ya sea que te caiga bien o no la ex-pareja, guárdate las críticas. Es probable que a tu hijastro no le gusten las críticas que vayan dirigidas a su madre o padre.

  5. Habla con tu cónyuge. ¿Tu hijastro es irrespetuoso, agresivo o de alguna manera hiriente contigo? Cuéntale a tu cónyuge cada incidente que te deje con un sabor amargo. Él podrá hablar con su hijo sobre su comportamiento y sobre cómo espera que te trate a ti. Fijen estos límites juntos; si tu hijastro no te puede gritar, gritarle de seguro alimentará su resentimiento hacia ti.

  6. Establece las mismas reglas para todos los niños de la casa, sean o no tus hijos biológicos. Haz un esfuerzo por ejecutar las reglas de manera justa. Los hijastros pueden volverse resentidos si sienten que a su hermanastro le perdonan con más frecuencia su mal comportamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por noelia menéndez