Cómo tratar las erupciones en la cara del bebé

La piel del bebé es sensible después del nacimiento. Parecería que un recién nacido tiene una piel fresca, suave y de aspecto perfecto, pero la verdad es que un bebé es propenso a muchas imperfecciones de la piel en los primeros meses de vida. El sistema inmunológico del bebé aún está madurando, por lo que los irritantes del medio ambiente pueden tener un mayor impacto en la cara de los bebés que en la de los adultos o niños más grandes. Las erupciones son comunes y pueden desaparecer con el tiempo. El tratamiento de la erupción sólo es necesario si está causando dolor en tu bebé o si tu pediatra lo recomienda. Algunos remedios naturales y suaves pueden calmar la erupción en la cara de tu bebé.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Ungüento curativo ligero
  • Hisopo de algodón
  • Venda

Instrucciones

  1. Selecciona un ungüento curativo ligero para usarlo con tu bebé una o dos veces al día. Probablemente ya tengas una pomada o lanolina en casa para la curación de las erupciones de pañal y el dolor en los pezones por la lactancia materna. Los ingredientes de este tipo de productos son calmantes, hidratantes y lo suficientemente suaves para la piel del bebé.

  2. Use un hisopo de algodón para aplicarlo. Esto evita la contaminación del producto, así como de la piel. Aplica una capa fina de pomada en el rostro del bebé, donde la erupción está presente. Utiliza sólo una fina capa para que el bebé no talle el ungüento en sus ojos o en la boca.

  3. Monitorearea el progreso de tu bebé. Si la piel se rompe, es posible que tengas que utilizar una crema antibiótica para ayudarle con esto. Consulta con tu pediatra para confirmar que aprueba este método de tratamiento. Si la erupción se extiende o tu bebé tiene otros síntomas como fiebre, irritabilidad excesiva u otros signos de enfermedad, es posible que debas consultar a un médico.

  4. Limita el contacto con el área afectada. Tocarlo, o permitir que tu bebé se rasque sólo empeorará el sarpullido. Sólo cubre la erupción con un vendaje si es absolutamente necesario. La exposición al aire puede ayudar a curar la erupción. Si tu bebé se frota o rasca la erupción, es posible que quieras cubrirlo con una venda.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen harding | Traducido por esteban arenas