Cómo tratar dolores de estómago en infantes

Los infantes se quejan de dolores de estómago por una variedad de razones, desde estrés, a enfermedades, a simplemente necesitar un abrazo. Aunque suele no ser serio, eso no lo hace más fácil para un padre preocupado cuando su niño no se ve bien. Antes de visitar a tu pediatra, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a aliviar la incomodidad de tu infante hasta que el dolor de estómago desaparezca.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Trapo tibio
  • Ginger ale

Instrucciones

  1. Evalúa la situación cuidadosamente para descartar las causas conocidas de dolores de estómago. Un día estresante en la guardería o una comida pesada podrían ser los culpables. Si la fuente del dolor de estómago es aparente, sigue pasos como saltar el postre de esa noche si el niño ya ha comido demasiados dulces, o dale un muy necesario abrazo.

  2. Acomoda a tu infante en tu cama o en otro espacio cómodo mientras no se siente bien. Coloca un trapo tibio sobre su abdomen para ayudar a aliviar el dolor. Aliéntalo a descansar mientras mira televisión, o leele un cuento para que se quede acostado.

  3. Dale a tu infante una taza de ginger ale o haz que beba agua para mantenerse hidratado en caso de que el dolor de estómago sea resultado de una enfermedad. Evita los productos lácteos y las comidas grasosas porque estas pueden empeorar el dolor.

  4. Alienta a tu niño a pasar tiempo en el baño en caso de que el dolor de estómago se deba a un problema de digestión. Siéntate con el y aliéntalo a ir al baño varias veces.

Consejos y advertencias

  • Evita alimentar a tu niño a menos que tenga hambre. Dale la opción y permítele decidir. Alimentarlo a la fuerza podría empeorar el dolor de estómago. Mantén a tu infante hidratado alentándolo a beber agua o incluso jugos de fruta. La deshidratación puede causar molestias en el estómago.
  • Ponte en contacto con el pediatra de tu niño si su dolor de estómago dura más de un par de horas o si es un problema recurrente.
  • Ponte en contacto con tu pediatra inmediatamente si tu niño está experimentando fiebre, vómitos o diarrea.
  • No mediques a tu infante sin hablar con el pediatra primero.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por ana grasso