Cómo tratar el dolor de juanetes

Los juanetes son el resultado de una deformidad de la primer articulación del dedo gordo del pie. Esta deformidad puede causar que tu articulación se vuelva rígida y dolorida lo que hace que el caminar y otras actividades sean dolorosas. Existen muchos remedios caseros para tratar los juanetes. De acuerdo con la Harvard Medical School, la mayoría de los juanetes no requieren de cirugía a menos que exista una deformidad subyacente que no se pueda corregir o si el dolor es demasiado. Un ortopedista puede recomendarte opciones de tratamiento que son más agresivas en comparación a las que puedes hacer tu misma.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Calzado apropiado
  • Bolsa de gel
  • Plantillas
  • Férula
  • Paquetes con hielo
  • Aspirina

Instrucciones

  1. Utiliza zapatos anchos, consuelas flexibles y espacio para los dedos en la parte que rodea tu pie. utilizar sandalias puede también reducir el dolor. Si tu zapato tiene parte posterior asegúrate de que que tenga un tacón firme que mantendrá en su lugar a tu talón. Si utilizas tacones asegúrate de que eleven la parte trasera del pie por no más de una pulgada. Entre más alto sea el tacón más presión se ejercitará en el frente del pie, lo que empeorará el juanete.

  2. Cubre el juanete con una bolsa llena de gel, lo que ayudará a prevenir que el juanete roce contra tu otro dedo o en contra del costado o parte superior del zapato.

  3. Utiliza plantillas para ayudar a posicionar tu pie de manera correcta al caminar, trotar o correr.

  4. Utiliza una férula por la noche para mantener el dedo gordo derecho. Evitar que tus dedos de doblen o rocen el uno con el otro puede ayudar a aliviar el dolor del juanete.

  5. Alivia el dolor metiendo tu pie en agua tibia, colocando compresas de hielo en tu pie y tomando un antiinflamatorio no esteroideo como la aspirina.

Más galerías de fotos



Escrito por william henderson | Traducido por glen boyd