Cómo tratar el daño solar en el pecho

Años de adoración al sol te proveyeron un bronceado dorado profundo que fue la envidia de los turistas de la isla. El aspecto negativo es que te dejó manchas, pecas y una piel con textura rugosa. Este daño solar usualmente es más notable en el pecho y puede realmente revelar tu edad. Si bien una reparación completa del daño es poco realista, algunas técnicas disminuirán su apariencia. Un poco de cariño y pronto tu piel tendrá el brillo natural en vez de un apariencia similar al cuero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Enjuague facial o corporal con ácido glicólico
  • Crema anti-edad con retinol o vitamina C
  • Filtro solar de amplio espectro con zinc, titanio o mexoril

Instrucciones

  1. Exfolia la piel del pecho una vez por día con un enjuague facial o corporal que contenga una solución de 5 a 8 por ciento de ácido glicólico. El ácido glicólico es un químico suave que disuelve las células muertas de la piel y acelera la renovación celular.

  2. Una vez al día frota una crema anti-edad que contenga antioxidantes sobre toda el área dañada por el sol. Busca antioxidantes como retinol o vitamina C que reconstruyen el colágeno y revierten el daño ultravioleta en las células de la piel. Estos productos están disponibles en las farmacias y grandes supermercados.

  3. Diariamente, aplica un filtro solar de amplio espectro en tu pecho, incluso cuando esté nublado afuera. Elige un filtro solar que contenga 5 a 10 por ciento de zinc o titanio o 3 por ciento de mexoril, según el Dr. Brandith Irwin de Skin Tour.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por silvina ramos