Cómo tratar un cuello tieso con yoga

Lo más frágil de tu columna vertebral, conocido como series C, está en tu cuello y puede paralizarse a causa del estrés. La falta de movilidad es molesta y debe ser remitida. Esa columna delgada es la base desde la cual tu cabeza gira y puede alertarte del peligro o incluso del guiño de un chico lindo a dos escritorios. La gente a menudo rueda sus cabezas alrededor para tratar de aflojar y cuello tieso pero una manera más segura es con poses de yoga.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Silla sin descansabrazos

Instrucciones

  1. Arrodíllate en el suelo o siéntate en una silla sin descansa brazos con respaldo recto. Estira la columna. Si tus hombros tienen la tendencia de viajar hacia tus orejas, haz un esfuerzo decidido para bajar tu escápula hacía tu espalda. Si tu cuello tieso lo permite, coloca tu cabeza en el centro entre tus omóplatos. En una inhalación, levanta tu hombro derecho tan alto como puedas, mientras bajas el izquierdo. Cuando exhales baja tu hombro derecho y levanta el izquierdo. Coordina tus hombros encogiéndose con tu inhalación y exhalación y continúa de esta manera por dos minutos.

  2. Siéntate cómodamente con la espalda recta. Encoge tus hombros hacia abajo a tu espalda si están tensos cerca de tus orejas. Inhala, después cuando exhales deja caer la cabeza lentamente hacia tu barbilla sin forzar el movimiento. Inhala y levanta tu cabeza, después exhala y ligeramente dobla hacia la izquierda. Repite esta maniobra hacia atrás y hacia la derecha y cuando hayas completado todo el circuito, repite dos veces más y después rueda el cuello en dirección de las manecillas del reloj.

  3. Separa tus piernas a el ancho de la cadera mientras estás de pie. Dobla tus rodillas y después inclínate hacia adelante desde la cintura hasta que tus brazos estén colgando cerca del suelo. Deja que tu cabeza cuelgue naturalmente de tu cuello. Respira naturalmente y mantén esa pose por un minuto. Para una variación sentado, deslizate hacia el frente de la silla y coloca tus piernas a 2 o 3 pies (0,6 o 0,9 cm) de distancia. Como en la variación de pie, inclínate hacia adelante desde la cintura y deja que tus brazos y cabeza se inclinen hacia abajo. Permanece en esta pose por un minuto. Para ambas variaciones cuando regreses a tu posición original, deja que tu cabeza suba al final lentamente.

  4. Coloca tus manos y tus rodillas en el suelo viendo hacia el frente. Coloca tu cintura directamente bajo tus hombros y asegura que tus rodillas y caderas estén alineadas también. Inhala y al exhalar arquea tu espalda mientras metes el coxis hacia abajo. Mantén tus brazos rígidos y deja tu cabeza colgar entre tus brazos. Inhala y regresa a tu posición original, neutral, donde tu espalda está plana pero mantén la cabeza colgando. Continúa de ésta forma alternando entre la pose el gato y la pose neutral por hasta tres minutos.

Consejos y advertencias

  • Tómalo con calma. Suavizar un cuello tieso toma tiempo y hacer un par de estos ejercicios en la mañana, durante el día en el trabajo y antes de ir a la cama debe aflojarte.

Más galerías de fotos



Escrito por linda kaban | Traducido por esther guerrero