Cómo tratar el comportamiento obsesivo en los niños

El trastorno obsesivo compulsivo, u OCD, es un trastorno que se caracteriza por tener pensamientos intrusos y obsesivos y comportamiento compulsivo. Aunque normalmente es un trastorno que se ve en adultos, también es común en niños y los síntomas pueden aparecer a temprana edad, aproximadamente a los 3 años. El OCD afecta al 2% y 3% de los ciudadanos de los Estados Unidos y entre 1/3 y 1/2 tienen menos de 15 años, según informa la Harvard Medical School. Es normal que los niños tengan algunos rituales y comportamiento obsesivo, pero esto puede transformarse en un problema cuando le consume demasiado tiempo e interfiere con sus quehaceres diarios. Aunque a veces no es posible curar el comportamiento obsesivo del todo, es posible reducir los síntomas con terapia y medicación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Lleva a tu hijo a ver a un psiquiatra o terapeuta. Un profesional podrá ayudarte a comprender si el comportamiento obsesivo es normal o no. También podrá comenzar a trabajar con tu hijo para tratar cualquier tipo de comportamiento anormal.

  2. Habla con tu pediatra. Es probable que pueda recetarle medicación para ayudarlo a controlar el comportamiento obsesivo. Si no, te podrá mandar a un psiquiatra de niños de la zona. Algunos antidepresivos pueden ser efectivos para tratar el OCD.

  3. Sé ejemplo del comportamiento que te gustaría ver en tu hijo. Si tu hijo tiene un comportamiento obsesivo respecto a la limpieza, no hables sobre gérmenes ni te laves las manos obsesivamente.

  4. Premia el comportamiento no obsesivo. Si tu hijo normalmente se comporta de manera obsesiva antes de la hora de ir a dormir, por ejemplo, felicítalo o estimúlalo por cualquier tipo de cambio en su comportamiento antes de la hora de ir a dormir.

  5. Enséñale a tu hijo técnicas de relajación, como respirar profundo. En muchos casos el comportamiento obsesivo es resultado de la ansiedad, así que trabajen con tu hijo para emplear otras habilidades para controlar la ansiedad.

  6. Expón a tu hijo a sus miedos de manera gradual. Generalmente, el comportamiento obsesivo tiene que ver con los miedos irracionales. Trabaja con tu hijo para hacer una lista de miedos y clasifíquenlos. Comiencen por el miedo que cause menos ansiedad y practiquen dominar eso primero. Una vez que tu hijo pueda lidiar con ese miedo sin desplegar un comportamiento obsesivo, pasen al siguiente.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por noelia menéndez