Cómo tratar coágulos de sangre en las piernas

Los coágulos de sangre profundos en las piernas, llamados trombosis venal profunda o TVP es un problema de salud serio. Si un coágulo se libera y viaja a los pulmones, puede ser potencialmente fatal. Los coágulos de sangre en los pulmones son la tercera principal causa de muerte en la gente que está hospitalizada, de acuerdo al texto médico "Current Medical Diagnosis & Treatment 2014" ("Diagnóstico médico y tratamiento actual 2014")

Tratamiento tradicional

Los diluyentes de la sangre, llamados anticoagulantes, son la forma de tratamiento más importante para los TVPs. Frecuentemente, cuando se diagnostica un coágulo sanguíneo, se usan dos anticoagulantes. Uno comienza a funcionar dentro de minutos, y el otro no alcanza a cumplir su efecto completo por varios días. El anticoagulante que actúa rápidamente se aplica con una inyeccion intravenosa. Los medicamentos comúnmente usados incluyen heparina, enoxaparina (Lovenox) y fonaparinux (Arixtra). Estos medicamentos proveen protección hasta que un anticoagulante oral usado frecuentemente llamado warfarina (Coumadin, Jantoven) hace efecto. Hay un periodo de por lo menos cinco días en que se superponen cuando se necesitan ambos tipos de tratamiento.

Terapias más recientes

Mientras que la warfarina ha sido usada por décadas y fue el tratamiento estándar para los coágulos de sangre durante varios años, no está exenta de desventajas. Por ejemplo, las personas bajo tratamiento con warfarina necesitan flujo de sangre regular para asegurarse de que la sangre no sea muy espesa o diluida. La warfarina también tiene el potencial de interactuar con algunos otros medicamentos. Muchas píldoras recientes se utilizan para tratar los coágulos de sangre, como el rivaroxaban (Xaretto), apixaban (Eliquis) y edoxaban (Lixiana). Al usar uno de estos medicamentos, no se necesita una inyección. A diferencia de la warfarina, estos medicamentos más recientes son efectivos cuando se usan solos.

Destructor de coágulos

Si el coágulo sanguíneo es severo, un medicamento "destructor de coágulos" puede ser usado para disolver el coágulo. Estos medicamentos son más fuertes que otros tratamientos para coágulos de sangre, pero también son más peligrosos. Por lo tanto, están reservados para casos especiales. Los medicamentos comunes incluyen alteplasa (Activase), streptokinasa (Streptase) y urokinasa (Kinlytic).

Otras terapias

Subir las piernas puede ayudar a disminuir la hinchazón asociada con un coágulo de sangre en la pierna. Además de esto, los médicos a menudo recomiendan medias de compresión ajustadas para ayudar a disminuir el riesgo de la hinchazón que puede persistir incluso después de que el coágulo de sangre se haya ido. Caminar, en vez del descanso en cama, se fomenta cuando es viable.

Coágulos de sangre superficiales

Los coágulos de sangre pueden ocurrir en venas superficiales de la pierna, cerca de la superficie de la piel. Estos coágulos superficiales no son tan propensos a romperse y viajar a los pulmones. Sin embargo, a menudo estos crecen aumentando el area que ocupan dentro de la vena. Esta progresión puede extenderse a involucrar a las venas profundas, aunque es poco común. Aplicar calor al área y medicamentos antiinflamatorios sin esteroides, como el ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve), frecuentemente son los únicos tratamientos que se necesitan para coágulos de sangre superficiales en la pierna.

Precauciones

Un coágulo de sangre en la pierna puede causar calor, hinchazón, irritación y dolor, aunque puede que no todos los síntomas estén presentes. Sin embargo, cualquiera de estos síntomas debe dar lugar a una evaluación médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. ann m. hester | Traducido por karly silva