Cómo tratar el cabello dañado por la permanente

Hacerse una permanente implica alterar la estructura del cabello. Como los tipos de cabello son diferentes, siempre tendrás la posibilidad de que la permanente no tome o quede demasiado apretada. Según el sitio web de Procter & Gamble Beauty and Grooming Science, hay un gran potencial de daño si el cabello no se enjuaga y se neutraliza adecuadamente al hacer la permanente. Habla con tu estilista sobre las instrucciones especiales post permanente para evitar dañar tu cabello.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • 1 taza de aceite de oliva
  • Máscara acondicionadora profunda
  • Champú

Instrucciones

  1. Pídele a tu estilista que te de un tratamiento para revertir la permanente. Según el sitio web Ladies’ Home Journal, este tratamiento contrarresta la solución de la permanente.

  2. Córtate el cabello. Si tu pelo se ha dañado debido a los procesos químicos, córtate las puntas hasta donde te sientas cómoda. Continúa cortándote regularmente las partes dañadas, cada seis a ocho semanas, a medida que el pelo vaya creciendo.

  3. Lávate el cabello con un champú formulado especialmente para cabello seco y dañado. Lávate el cabello día por medio. Luego de la permanente, deberás esperar un mínimo de tres días antes de lavártelo. De lo contrario, podrías alterar las uniones químicas y esto podría hacer fracasar la el proceso.

  4. Restaura la humedad con un tratamiento de aceite caliente. Compra los kits de aceite caliente en la farmacia o prepara tu propia versión en casa. Calienta aceite de oliva hasta que esté tibio al tocarlo. Aplica el aceite en todo el cabello desde las raíces hasta las puntas. Déjalo por tres a cinco minutos y enjuágalo completamente.

  5. Usa una máscara acondicionadora profunda. El acondicionador se coloca en el cabello y se deja actuar varios minutos antes de enjuagarlo. Esto puede restaurar la humedad que se podría haber perdido con la permanente. El tratamiento de acondicionamiento profundo se debe realizar semanalmente.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por paula santa cruz