Cómo tratar con una adolescente que podría estar embarazada

La noticia de que tu hija adolescente podría estar embarazada puede ser devastadora. Pueden aparecer las preocupaciones acerca de los cuidados prenatales, quién criará al niño mientras tu hija asista al colegio y el bienestar del niño a largo plazo. Los padres también pueden experimentar una variedad de emociones, desde ira y decepción hacia sus hijas, hasta entusiasmo por tener un nuevo nieto. Los padres pueden ayudar a que sus hijas tengan el tratamiento que necesitan mientras consideran sus opciones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Compra una prueba de embarazo de venta libre en tu farmacia local para confirmar o negar el embarazo de tu hija. Ella puede seguir las instrucciones específicamente detalladas en el empaque para cada prueba. Sin importar cuál sea el resultado, tu hija debería además visitar a su médico para hacer otra prueba de embarazo, según "Boston Children's Hospital Center for Young Women's Health".

  2. Busca parteras o gineco-obstetras en el caso de que tu hija esté embarazada. Estos profesionales médicos podrían darle a tu hija el cuidado prenatal y asistir su parto. Los miembros de la familia y los amigos también podrían recomendarle doctores en la zona.

  3. Pídele al médico de tu hija que te aconseje acerca de los cambios que deberá hacer en su estilo de vida en caso de que esté embarazada, según sugiere KidsHealth. Estos cambios podrían incluir dejar de fumar o beber bebidas alcohólicas, entre otros cambios, dependiendo del estilo de vida que lleve tu hija.

  4. Habla con tu hija acerca de sus sentimientos sobre el posible embarazo. ¿Cuáles son sus planes a largo plazo para el bebé? ¿Desea criarlo sola? ¿Cómo planea pagar los gastos relacionados con el bebé, como las citas con el médico o la vestimenta? Estucha los deseos de tu hija y ayúdala a encontrar la forma de lograr ese objetivo. Intenta no forzarla a adoptar tu punto de vista, especialmente si consideraría interrumpir el embarazo o entregar a su hijo en adopción.

  5. Pregúntale al médico de tu hija o al consejero estudiantil de su escuela sobre los programas que podrían ayudarla si está embarazada, como beneficios para mujeres, bebés y niños (Women, Infants and Children - WIC). También es este el momento de que su médico le explique a tu hija las opciones con respecto al embarazo y los riesgos o beneficios asociados a cada una de ellas.

  6. Asegúrale a tu hija que puede recurrir a ti o a otro adulto si tiene preguntas o preocupaciones acerca de un posible embarazo, según recomienda "American Academy of Pediatrics". Aunque puedas estar enojado con tu hija, recuerda que es una situación difícil para todos. Apártate de una conversación si sientes que se ha vuelto demasiado intensa. Aunque tal vez estés ansioso, tu hija también necesita distanciarse un poco de ti mientras intenta resolver su situación.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por azul benito