Tratamientos para el mal aliento en niños

El mal aliento en los niños suele ser un signo de una higiene dental deficiente, pero también puede ser un signo de una afección más grave, cita a la American Dental Association. Con el fin de tratar el mal aliento de tu hijo, primero tienes que llegar a la raíz del problema.

Higiene oral


Una higiene oral adecuada ayuda a mantener sanos los dientes de tu niño y que su aliento huela a fresco.

Una higiene oral adecuada ayuda a mantener los dientes de tu niño sanos y su aliento con un olor fresco. Debe cepillar sus dientes y lengua durante tres minutos, dos veces al día, utilizando una cantidad de tamaño de un guisante de una pasta dental con flúor aprobada por la AED. También debe usar hilo dental al menos una vez al día y comenzar enjuagando con un enjuague bucal terapéutico aprobado por la AED una vez al día después de los seis años. Un enjuague bucal terapéutico tiene agentes antimicrobianos que reducen la placa, la gingivitis y el mal aliento. Los enjuagues bucales cosméticos sólo alivian temporalmente el mal aliento y no combaten las bacterias que lo causan.

Dieta y estilo de vida


Lo que come tu niño puede afectar al aliento.

Lo que come tu niño puede afectar a la respiración. Ciertos alimentos como el ajo, cebolla, col, queso, zumo de naranja y soda puede causar mal aliento. Si le empaquetas a tu niño una comida con alimentos apestosos, considera también embalarle un cepillo de dientes y pasta de dientes para usar después de que coma. Comer perejil fresco o menta fuerte puede temporalmente refrescar su aliento, indica el sitio de Internet National Institutes of Health's MedlinePlus. Masticar chicle o pastillas de menta podría enmascarar temporalmente el mal aliento. Los niños que fuman cigarrillos o beben alcohol o café también podrían tener mal aliento.

Problemas dentales


Los problemas dentales también pueden causar mal aliento en los niños.

Los problemas dentales también pueden causar mal aliento en los niños. Si tu hijo se queja de dolor en la boca, podría tener una caries dental, dolor de muelas o incluso un absceso dental. También podría tener una enfermedad de las encías. La gingivoestomatitis es un tipo de enfermedad de las encías especialmente común en los niños donde hay una infección viral o bacteriana de la boca o las encías que conduce a la inflamación y llagas. Los síntomas de la gingivoestomatitis incluyen fiebre, llagas dentro de las mejillas o las encías, úlceras en la boca, malestar general y mal aliento, cita MedlinePlus. El dentista de tu hijo debe tratar cualquiera de las anteriores enfermedades dentales.

Padecimientos y enfermedades comunes


A veces el mal aliento es un signo de que tu hijo está enfermo o tiene una enfermedad crónica

A veces el mal aliento es un signo de que tu hijo está enfermo o tiene una enfermedad crónica. Cuando tu hijo tiene secreción nasal, goteo en la garganta, como cuando tiene sinusitis o un resfriado, es probable que tenga mal aliento. Las infecciones respiratorias superiores e inferiores e infecciones de la amígdala también pueden causar mal aliento. Tu hijo también puede tener mal aliento si duerme con la boca abierta o tiene otra enfermedad de sequedad en la boca. Si notas mal aliento en un niño muy joven, revisa sus fosas nasales para buscar un objeto extraño, como un juguete o un pedazo de comida.

Olores distintos

Si el mal aliento de tu hijo tiene un olor distintivo e inusual, podría ser un signo de una enfermedad médica grave. El aliento con olor a frutas puede ser un signo de diabetes. El vómito excesivo, especialmente con una obstrucción intestinal, puede causar que la respiración huela a heces. El aliento que huele a pescado o como orina es común en personas con insuficiencia renal crónica.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por maria gloria garcia menendez