Tratamientos humanos para la mordedura de pulgas

Aunque las pulgas prefieren la sangre de las mascotas que la de sus dueños, estos parásitos sin alas no dudarán en morder a un humano dentro de su distancia de salto. Para la mayoría de las víctimas de las mordeduras de pulgas, el síntoma principal es una molestia que da comezón, pero las picaduras de pulgas en las personas puede provocar problemas graves. Cualquier estrategia eficaz para lidiar con las picaduras de pulgas implica la eliminación de la fuente de infestación y la aplicación de métodos preventivos para asegurar tu casa y mascotas se mantengan libres de pulgas.

Acerca de las pulgas

Las pugas son cafés y de forma ovalada, viven y se alimentan de la sangre de diferentes animales, incluyendo perros y gatos y muchos mamíferos y aves silvestres. Aunque las pulgas no tienen alas, pueden usar sus patas traseras poderosas para saltar grandes distancias y morder a las personas. Ya que las personas carecen de pelaje en áreas expuestas, como piernas y pies, son un blanco fácil para las ellas.

Mordeduras de pulgas

Las reacciones de las personas a las picaduras de pulgas varían. Algunas no presentan ninguna reacción, mientras que otras tienen hinchazón marcado, comezón intensa y enrojecimiento a pocas horas de ser mordido. Las picaduras de pulgas pueden sangrar o hacer una pequeña roncha o herida, especialmente si las rascas. La hinchazón se produce normalmente sólo inmediatamente alrededor de la picadura de la pulga, pero se puede extender una erupción a otras áreas de la piel. La zona de la mordedura puede desarrollar un anillo rojo alrededor de la misma que se vuelve blanco cuando se presiona. Además de las molestias, estas picaduras pueden causar problemas más graves, como una reacción alérgica a las sustancias en la saliva de la pulga o una infección grave.

Tratamientos para las mordeduras de pulgas

Si te picó una pulga, evita rascar la parte ya que la piel se puede romper y así permitir que las bacterias entren en la herida y causen una infección. Después de lavar la mordedura con un jabón antiséptico para prevenir una infección, coloca hielo en la zona para reducir la hinchazón y la comezón. Se puede aplicar loción de calamina de venta libre, de hidrocortisona u otras cremas con propiedades calmantes para reducir la comezón. Consulta al médico o farmacéutico sobre antihistamínicos si tienes muchas picaduras.

Mordeduras de pulga infectadas

Si entran bacterias en la piel a través de una picadura de pulga que se ha irritado, se puede producir una infección grave de la piel conocida como celulitis. Puede salir pus de la herida. Otros síntomas comunes de la celulitis incluyen dolor, hinchazón, enrojecimiento esparcido, piel caliente y posiblemente fiebre y escalofríos. Si presentas cualquiera de estos síntomas, o la mordedura empeora de cualquier otra manera, llama a tu doctor.

Mordeduras de pulgas de animales silvestres

Además de los gatos y perros, las pulgas se alimentan de animales silvestres, como zarigüeyas, mapaches, ardillas y roedores. Las pulgas que pican a los animales salvajes infectados pueden transmitir enfermedades graves a los seres humanos, como la peste y el tifus murino, una enfermedad transmitida por las pulgas que infestan a las ratas. Los síntomas de la peste son: fiebre y escalofríos, seguidos por la inflamación y dolor en las glándulas. El tifus murino puede causar dolores de cabeza, de cuerpo y fiebre. Si has estado cerca de animales salvajes o sospechas que has sido picado por pulgas y experimentas alguno de estos síntomas, busca atención médica de inmediato.

Prevención de picadura de pulgas

Además de tratar la picadura, es importante tomar medidas para prevenir problemas en el futuro. Trata a tus mascotas, alfombras y muebles con un insecticida adecuado y aspira las alfombras con frecuencia. Deshacerte de una plaga de pulgas puede tomarte varios intentos, pero si ésta persiste, contacta a un especialista en control de plagas profesional.

Más galerías de fotos



Escrito por charles salahuddin | Traducido por daniela fedorov