¿Qué tratamientos hay para las arrugas en el labio superior?

Las líneas finas y profundas en el labio superior y alrededor de la boca se llaman arrugas peribucales. Son arrugas comunes asociadas con el envejecimiento y se ven exacerbadas por la exposición al sol y la genética. Fumar provoca arrugas en el labio superior, a las que comúnmente se hace referencia como líneas de fumador. Existen varios tratamientos que pueden disminuir las arrugas peribucales.

Rellenos

Con el paso de los años, la piel se vuelve débil y delgada, perdiendo colágeno y elastina, algo que se muestra en el labio superior. Los rellenos faciales pueden ayudar a dar volumen a esos pliegues, proporcionando un aspecto más liso. Según la American Academy of Dermatology, los rellenos son especialmente efectivos para las arrugas del labio superior. Los que se utilizan en inyecciones pueden incluir grasa tomada de otra parte de tu cuerpo, colágeno, implantes de polímero o ácido hialurónico. Los rellenos son temporarios y habitualmente deben repetirse al cabo de cada dos años. Los efectos secundarios son mínimos y pueden incluir hinchazón o hematomas. Los resultados positivos generalmente se notan después de dos meses.

Botox

El Botox es la marca de la toxina botulínica, una bacteria que relaja los músculos de alrededor de la boca y que es efectiva para reducir las líneas verticales del rostro, como las que se observan en el labio superior. La Clínica Mayo informa que las toxinas funcionan bien en las arrugas del labio superior porque la pequeña aguja usada para inyectar la bacteria puede apuntar a áreas muy pequeñas sin afectar la piel circundante. Los tratamientos provocan un dolor leve, que no requiere abandonar las actividades para sanar. Los resultados tardan un par de semanas en notarse y son temporarios. Los músculos reanudan sus movimientos normales de tres a seis meses, de manera que se necesitan las inyecciones cada dos meses para mantener los efectos. Cuando se realiza correctamente, habitualmente no hay efectos secundarios. No obstante, debes tener cuidado de no tocar la zona después del tratamiento para evitar diseminar la toxina a otras partes de tu rostro.

Tratamiento con láser

Los láseres ablasivos se utilizan para remover las líneas profundas asociadas con las arrugas peribucales. Disparan haces intensos de luz sobre la piel que destruyen la capa superior de la piel al tiempo que estimulan un nuevo crecimiento de colágeno. La piel se tensa de inmediato, y los resultados finales son evidentes al cabo de un mes. El enrojecimiento y las abrasiones toman tiempo en curarse. El láser no ablasivos apuntan a la piel de debajo de la superficie y no deja casi ninguna cicatriz ni enrojecimiento. Se requiere poco tiempo o ninguno luego del tratamiento. Se pueden tratar las arrugas muy finas de los labios y la decoloración de la piel sobre el labio con dispositivos emisores de luz, mientras que la luz pulsada intensa se reserva generalmente para reducir el tamaño de los poros también comunes en el labio superior.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por irene cudich