Tratamientos faciales caseros para las ojeras

Las ojeras pueden ser el resultado del envejecimiento, de la exposición al sol, de frotarse demasiado los ojos o incluso de la genética. Independientemente de cuál sea la causa, debes estar harta de escuchar a la gente decir: "Vaya, luces cansada", cuando estás perfectamente descansada. Hay toneladas de cremas y sueros que afirman ayudarte a reducir la apariencia de las ojeras, pero estos productos vienen con una etiqueta de precios muy elevados. Prueba con un tratamiento facial para deshacerte de las ojeras sin irte a la bancarrota en el camino.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pepino
  • Rallador de queso
  • Fuente
  • Jugo de zanahoria
  • Cuchara
  • Motas de algodón
  • 1/2 taza de perejil fresco
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • Procesadora de alimentos
  • 2 saquitos de té
  • 1 taza
  • 1 patata pequeña pelada
  • Estopilla
  • Leche

Instrucciones

  1. Ralla alrededor de 1/4 de pepino con un rallador de queso dentro de una fuente. Mezcla el pepino con partes iguales de jugo de zanahoria. Revuelve con una cuchara. Coloca la mezcla sobre las ojeras usando una mota de algodón. Déjala puesta durante 20 minutos antes de quitarla con agua tibia.

  2. Coloca 1/2 taza de perejil fresco y 2 cucharadas de yogur natural dentro de una procesadora de alimentos. Mezcla hasta formar una pasta. Aplica la mezcla sobre las ojeras con una mota de algodón. Espera 20 minutos, luego quítala con agua tibia.

  3. Prepara dos saquitos de té -cafeinado- y déjalos en una taza de agua caliente por espacio de 10 minutos. Retira los saquitos de té y apriétalos suavemente para quitar el exceso de líquido. Enfríalos en el refrigerador durante 30 mintuos. Recuéstate y coloca un saquito en cada ojo durante 10 minutos.

  4. Ralla una pequeña patata pelada con un rallador de queso. Coloca la patata rallada en dos piezas de estopilla. Aplica la estopilla sobre tus ojos durante 15 a 20 minutos. Limpia tus ojos con un paño limpio para quitar cualquier residuo.

  5. Ralla alrededor de 1/4 de pepino. Mezcla el pepino rallado con partes iguales de leche. Coloca la mezcla en el refrigerador durante 30 minutos para que se enfríe. Aplica la mezcla sobre tus ojeras con una mota de algodón. Espera 20 minutos, luego enjuaga la piel con agua tibia.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por irene cudich