Tratamientos para la distensión abdominal

La distensión abdominal te hace sentir constantemente lleno y te dificulta caber en tu ropa. La retención de líquidos o gases en el abdomen causa la distensión, que está relacionada a tu estilo de vida y al consumo de determinadas comidas y bebidas. Fíjate en tu dieta para evitar hábitos y comidas que conduzcan a la distensión.

Cambia tus hábitos

Comer porciones pequeñas y frecuentes a la misma hora todos los días puede que sea más aceptable para tus intestinos y disminuirá tus gases y la distensión. Puede ser más útil comer más lentamente y evitar hablar cuando comes para evitar tragar aire. Comer goma de mascar, succionar un dulce duro y usar sorbetes también hace que tragues aire, lo que incrementa la producción de gases. Beber líquidos entre comidas y no con las comidas pueden ayudar a reducir la ingestión de aire y a reducir la distensión abdominal con las comidas.

Equilibrar el sodio y los líquidos

Las comidas con alto contenido de sodio incrementan la retención de líquidos, lo que puede resultar en distensión abdominal. Los alimentos procesados -como las comidas congeladas, las comidas rápidas, la pizza, las papas fritas y los pretzels- tienden a ser los alimentos con mayor contenido de sodio. Las comidas enlatadas, con conservantes y ahumadas también tienen un elevado nivel de sodio y se las debe evitar igualmente. Apunta a consumir menos de 2.300 mg de sodio por día para protegerte contra la distensión abdominal. Además, incrementar la ingestión de agua ayuda a que el cuerpo se deshaga del exceso de agua y sodio, lo que ayuda a reducir la hinchazón. El agua también previene la deshidratación y te mantiene lleno, de manera que trata de tomar 8 tazas por día. Evita saciar tus necesidades de líquido con bebidas carbonatadas, como gaseosas o cerveza, porque conducen a la producción de gases y a la distensión abdominal.

El potente potasio

La retención de sodio es un signo de deficiencia de potasio, ya que el potasio contrarresta al sodio. Por lo tanto, puede ser útil consumir alimentos ricos en potasio, que pueden tener un efecto diurético, equilibrando así el sodio en el cuerpo para evitar la retención de líquido y la distensión abdominal. Si bien se requiere mayor investigación para examinar esta relación, no cuesta nada agregar alimentos sanos con alto contenido de potasio -como patatas, tomates, naranjas, calabaza, ciruelas, plátanos, fresas, espinaca, alcauciles y aguacate- a tu dieta.

Llénate de fibra

Para reducir la distensión abdominal, asegúrate de estar consumiendo una cantidad adecuada de fibra, que es 25 gramos por día para las mujeres y 38 gramos por día para los hombres. La fibra hace que las cosas funcionen a lo largo del tracto gastrointestinal para evitar la distensión. También ayuda a que te sientas lleno y es una gran herramienta para adelgazar. Los alimentos con alto contenido de fibra incluyen los granos enteros y los productos con granos enteros, los vegetales y las frutas. Lentamente incrementa la fibra en tu dieta y tu ingestión de agua para prevenir el estreñimiento, la distensión y los gases.

Comidas que comúnmente promueven los gases

Todos toleramos las comidas de manera diferente, pero hay comidas y bebidas que se sabe que producen más gases que otras. Los vegetales como las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor, el zapallo, las cebollas, el apio y el rábano contienen hidratos de carbono que causan gases. Los frijoles son otro gran culpable de la producción de gases que conduce a la distensión abdominal. Estos alimentos pueden tolerarse mejor si se incrementa lentamente su consumo. Evita los alcoholes de azúcar, como el sorbitol, el manitol y el xilitol, que se encuentran en muchos productos sin azúcar. Los alcoholes de azúcar pueden causar gases, especialmente cuando se los consume en exceso. Si bien la grasa no causa gases, menos grasa en la dieta le permite al estómago vaciarse más eficientemente de manera que los gases se muevan más rápidamente por el intestino. Por ende, concéntrate en consumir grasas sanas y evita las comidas que tengan un alto contenido de grasas no sanas, como los fritos.

Más galerías de fotos



Escrito por alexandra kaplan corwin | Traducido por irene cudich