Tratamientos para el cabello con aceite de jojoba, coco y romero

Los tratamientos con aceite pueden mantener tu cabello brillante y saludable, humectar el cuero cabelludo y reducir la resequedad y la irritación. Puedes escoger de un número de opciones en tratamientos con aceite, desde tubos de aceite caliente en la tienda de artículos de belleza a aceites completamente naturales como el de jojoba, coco (coconut), y romero (rosemary). Aprende a recrear una experiencia de spa en casa y consentirte con un tratamiento de aceite caliente para mejorar la salud de tu cuero cabelludo y tu cabello.

Usando el aceite caliente

Independientemente del tipo de aceite que escojas para tu tratamiento de aceite caliente, el proceso de tratamiento es el mismo. Lava tu cabello y gentilmente sécalo, dejando tu pelo levemente húmedo. También puedes aplicar aceite a tu cabello seco, dependiendo de tu tipo de cabello. Si estás usando un aceite sólido como el de coco, caliéntalo cuidadosamente en el microondas o en un tazón de agua caliente hasta que se haya derretido. Aplica el aceite a tu cabello, usando entre 1/2 y 1 taza de aceite, dependiendo del largo de tu cabello. Envuelve tu cabello cómodamente en un rodete y cúbrelo con una toalla caliente, o siéntate bajo un antiguo secador de cabello en forma de casco, por 30 minutos a una hora. Lava tu cabello, de preferencia inclinándote sobre la tina que en la regadera para evitar cualquier riesgo de resbalarte y caer. También puedes optar dejar el aceite toda la noche y lavarlo en la mañana.

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba puro, disponible en tiendas de nutrición, es el más cercano a los aceites naturales producidos por el cuerpo humano. Este aceite añade humedad al cabello y es especialmente útil si tienes tendencia natural al cabello seco, áspero o rizado. Sigue las indicaciones para un tratamiento de aceite caliente, o usa una pequeña cantidad de aceite de jojoba, en lugar de los sueros cargados de químicos, sobre el cabello húmedo o seco para controlar el indeseado frizz y humectar las puntas secas.

Aceite de coco

El coco ayuda al cabello a retener su humedad natural y sella la hebra de cabello, ayudando a mantener tus rizos intactos y prevenir el frizz. El aceite de coco puede ser usado como un tratamiento tradicional de aceite caliente aplicado al cabello recientemente lavado, o puede ser aplicado al cabello seco. Elige el tratamiento de aceite caliente para el cabello lacio, ondulado o ligeramente rizado; o para cabello que no es naturalmente seco. El cabello de textura pesada con un rizado muy pronunciado se beneficia más de la aplicación en seco, especialmente si ha sido tratado con químicos o alaciado mecánimente. Igual que con el aceite de jojoba, el aceite de coco también puede ser útil para estilizar el cabello, ayudando a darle forma y definir los rizos.

Aceite de romero

Mientras que los aceites de jojoba y de coco son tradicionalmente usados sobre el cabello, el aceite de romero es un aceite esencial usado típicamente en la aromaterapia. Para usar el aceite de romero en el cuidado del cabello, debes diluirlo en otro aceite, optando por el aceite de oliva, coco o jojoba. Tradicionalmente, el aceite de romero ha sido usado para estimular el crecimiento de cabello y mejorar la salud del cuero cabelludo. Mientras que no hay evidencia científica que apoye esta teoría, el uso del aceite de romero es considerado seguro a menos que estés embarazada, tengas presión sanguínea alta o sufras de epilepsia. Un aromaterapista calificado puede proporcionarte más orientación sobre el uso de aceites esenciales en el cuidado del cabello y del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por maria del rocio canales