Tratamiento de las torceduras musculares

Las torceduras musculares pueden ocurrir por varias razones, incluyendo la tensión muscular, dormir en una posición incómoda, hacer ejercicio o levantar peso, el estrés, una posición corporal incorrecta o una mala postura. Aunque no son tan graves como los desgarros musculares o los esguinces, las torceduras pueden ser dolorosas y limitan el movimiento y la actividad. Las torceduras pueden ocurrir en cualquier grupo muscular, pero se observan más a menudo en el cuello, espalda y los hombros. Visita a un médico para asegurarte de que lo que tienes es realmente una rigidez muscular y no algo más serio.

Medicación

Los medicamentos pueden ayudar a reducir el dolor, así como algo de la rigidez. Dependiendo de la gravedad de la torcedura, estos pueden ser ibuprofeno, paracetamol, naproxeno o algo más fuerte que lo prescrito por tu doctor. Sigue las recomendaciones de dosificación del medicamento o tómalo como te lo recomiende tu médico.

Hielo y calor

Si hay hinchazón, aplica hielo en el área. El hielo reducirá la inflamación y permitirá que la sangre fluya a la zona con el fin de promover la cicatrización. Haz un paquete de hielo en casa, envolviendo una toalla alrededor de unos cubitos de hielo y colócalo sobre la zona afectada. El hielo debe ser administrado durante las primeras 12 horas -aplícalo durante 20 minutos y luego descansa 20 minutos. Una vez que la inflamación haya desaparecido, calienta el área con una compresa caliente para relajar y aflojar los músculos. Una ducha caliente también puede ayudar. No apliques calor durante las primeras 12 horas -esto exacerbará la inflamación existente.

Cremas deportivas

Aplica una crema deportiva o frota mentol en la zona. Estos no pueden penetrar el músculo lo suficiente como para ayudar realmente en el proceso de curación, pero las cremas deportivas y los masajes pueden ayudar a aliviar en el corto plazo la rigidez y el dolor.

La terapia del masaje

Un masaje por un profesional capacitado puede ayudar a reducir o eliminar las torceduras si tu médico autoriza aplicar presión en el área afectada. Asegúrate de que el terapeuta tenga experiencia con este tipo de lesión con el fin de evitar cualquier daño adicional. En algunas torceduras musculares solo se puede aplicar un masaje suave, en lugar de un masaje de tejido profundo, asegúrate de que tu terapeuta conozca la diferencia.

Estiramiento

Un estiramiento moderado también puede ayudar a aflojar la zona y a aliviar la tensión y el dolor. No utilices movimientos bruscos, y asegúrate de no forzar el estiramiento más allá de la capacidad actual del músculo. Calienta el área con una compresa caliente o con una ducha caliente durante al menos 10 minutos antes de hacer el estiramiento.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por katherine bastidas