Tratamiento para la tríada de Cushing

Escrito por April Paris
Imagen del cerebro.

La tríada de Cushing no está relacionada con la enfermedad de Cushing, aunque ambas reciben su nombre en honor al neurocirujano Harvey Cushing. Esta patología es una combinación de síntomas que indican presión intracraneana aumentada (ICP, según sus siglas en inglés), una patología peligrosa que siempre debe ser tratada por un médico.

Tríada de Cushing

Los pacientes con tríada de Cushing presentan estos tres signos: aumento de la presión de pulso (hipertensión), irregularidad respiratoria y bradicardia. La tríada de Cushing, y el aumento de la presión intracraneana que la acompaña, normalmente son causados por una lesión en la cabeza o tumor cerebral y el tratamiento depende de la causa específica.

Evaluación

Según el Manula Merck en línea, el 10% de las lesiones en la cabeza son graves. Es necesario que un médico evalúe todos los casos de tríada de Cushing con el fin de indicar el tratamiento correcto.

Control

La elevación de la cabeza en la cama a 30 grados puede ayudar a disminuir el aumento de la presión intracraneana. Esta luego se controla de cerca usando un sensor, un catéter intraventricular o un tornillo subaracnoideo.

Intubación

La intubación para aliviar la dificultad respiratoria es un tratamiento estándar en los pacientes con tríada de Cushing. Algunos casos requieren ventilación.

Sedación

Según el Manual Merck, sedar a un paciente con tríada de Cushing puede ser un tratamiento necesario debido a que las reacciones físicas al dolor, como a agitación, pueden elevar la presión intracraneana.

Cirugía

Según el artículo "Evaluación y manejo de una lesión en la cabeza", que apareció en Emergency Medicine, puede ser necesaria una cirugía cuando la presión es causada por un hematoma.