Tratamiento para la osteomielitis de mandíbula

Escrito por David Harris
La osteomielitis de la mandíbula es una afección poco común.
face to face image by Melanie von Snarly from Fotolia.com

La osteomielitis se produce cuando un hueso contrae la infección. Aunque ocurre con mayor frecuencia en los huesos de las extremidades, la columna vertebral y la pelvis, también puede afectar la mandíbula. La osteomielitis de la mandíbula es una afección poco común que alguna vez había sido pensada incurable, no obstante los avances en la medicina hacen tratable la afección. Puede presentarse en cualquiera de las dos formas: aguda o crónica. La osteomielitis es una enfermedad grave y si el tratamiento adecuado no es buscado, puede destruir tus huesos.

Síntomas

Hinchazón alrededor de la mandíbula.
Face image by Leticia Wilson from Fotolia.com

Los síntomas de las personas con osteomielitis de la mandíbula incluyen dolor y sensibilidad, hinchazón alrededor de la mandíbula, drenaje de la cavidad sinusal, la pérdida de los dientes, descarga de pus y huesos necróticos. Los factores que pueden conducir a la osteomielitis incluyen el tabaco, la anemia, las infecciones virales y la malnutrición. Puesto que la afección exhibe síntomas que son comunes en muchas otras enfermedades, la osteomielitis puede ser difícil de diagnosticar a la primera. Si tienes osteomielitis crónica, la fatiga debilitante es también un síntoma muy común.

Diagnóstico

Una radiografía mostrará la magnitud de los daños.
x-ray diagnosis image by Keith Frith from Fotolia.com

Si tu médico sospecha de osteomielitis, ordenará varias pruebas antes de que pueda hacer un diagnóstico firme. Aunque un examen de sangre no define un diagnóstico de osteomielitis, un nivel elevado de glóbulos blancos indicará que el cuerpo está combatiendo una infección. Si tu osteomielitis es avanzada, una radiografía mostrará la magnitud de los daños. Si necesitas una mejor imagen, tu médico puede recomendarte una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Tu médico también puede extraer un pedazo de tu hueso para una biopsia. Ésta comprobará la cepa de la bacteria que ha infectado tu hueso.

Tratamiento

Tu médico puede prescribir penicilina, clindamicina y metronidazol.
Pills1 image by JerryL4 from Fotolia.com

Muy a menudo las infecciones de la mandíbula son flora oral polimicrobial así como también un régimen de antibióticos son utilizados para tratar la infección. Tu médico puede prescribir penicilina, clindamicina y metronidazol. Dependiendo de la extensión de la infección, se puede requerir cirugía. Tu médico decidirá qué procedimiento es el mejor basado en el daño causado por la infección. Algunos huesos y el tejidos pueden necesitar ser eliminados, reparar las fracturas y ser extraídos los dientes podridos. También puedes consultar con un cirujano maxilofacial para ver si es requerida la reconstrucción facial.