Tratamiento para el olor corporal

El olor corporal puede ser un elemento desagradable, vergonzoso y frustrante de la condición humana. En la mayoría de los casos el sudor y el olor que lo acompaña es inofensivo. Según la Clínica Mayo, el olor corporal proviene de las glándulas sudoríparas que controlan la temperatura del cuerpo. En raros casos, la sudoración extrema (hiperhidrosis) o la incapacidad de sudar normalmente (anhidrosis) pueden necesitar una atención médica especial pero cuando se trata del olor corporal de todos los días, puedes elegir varios tratamientos eficaces disponibles.

Consideraciones

El sudor es la respuesta normal al ejercicio, a las altas temperaturas y a la tensión nerviosa. El grado en que alguien suda puede variar considerablemente. El estado de ánimo, la dieta, los niveles hormonales y la genética juegan un rol en la cantidad que transpiras. Si bien el sudor de por sí no tiene un olor detectable pero puede producir un olor desagradable cuando entra en contacto con las bacterias de la piel.

Antitranspirante y desodorante

Los antitranspirantes de venta libre contienen compuestos basados en aluminio que funcionan inhibiendo los poros de sudor. Los desodorantes están basados en alcohol, lo que hace que la piel quede ácida y poco atractiva para las bacterias. En los casos severos de olor corporal tu médico tal vez te recomiende un antitranspirante que contenga cloruro de aluminio como el Drysol o Xerac.

Tratamientos adicionales

Puedes considerar atacar el olor corporal desde adentro hacia afuera. Las tabletas de clorofila (hechas con el pigmento verde que se encuentra en la mayoría de las plantas) también pueden funcionar para evitar el mal olor. Según Medical News Today, la toxina botulínica puede ser una solución eficaz para el olor corporal en los casos de sudoración excesiva en las axilas. La toxina intercepta las señales cerebrales a las glándulas sudoríparas para que liberen la transpiración.

Periodo de tiempo

Los antitranspirantes y los desodorantes se deben aplicar una vez al día o con más frecuencia si has estado físicamente activo. El cloruro de aluminio se aplica por la noche y se enjuaga cada mañana. Las tabletas de clorofila generalmente se deben tomar durante un periodo de varias semanas antes de que reduzcan el olor. Los efectos de los tratamientos con la toxina botulínica pueden durar de seis a nueve meses.

Efectos secundarios/precauciones

Los antitranspirantes pueden ser irritantes para la piel, especialmente en personas que tienen eccema que son susceptibles a la dermatitis por el afeitado o los que son propensos a las reacciones alérgicas por los perfumes. No apliques el antitranspirante cerca de la boca, de la nariz, de los párpados o de los genitales. El cloruro de aluminio puede causar que la piel quede roja, inflamada y con picazón. Hay varios efectos secundarios asociados con la toxina botulínica. Estos incluyen el dolor en la zona de la inyección, sequedad de la boca, fatiga y dolor de cabeza.

Prevención/Solución

El baño o la ducha diarias pueden mantener las bacterias en la piel en un número mínimo. Usar un jabón antibacterial en las axilas también puede ayudarte. Si el problema es el olor en los pies, el polvo para pies y las plantillas antiolor en los zapatos pueden ayudarte a reducirlo. La ropa de fibras naturales como la lana, la seda y el algodón permiten que tu piel respire y por lo tanto reducen la transpiración.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por alejandra prego