Cómo hacer un tratamiento facial en casa para piel normal

Los tratamientos faciales rejuvenecen tu piel. Lamentablemente, no tienen el mismo efecto sobre tu billetera. Si estás intentado recortar gastos o usar productos más naturales en tu rutina de belleza, puedes hacer todo lo que necesitas para un tratamiento facial completo en tu hogar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 1/4 d azucar morena
  • 1/4 de jabón de castilla
  • 1/3 de cacao en polvo
  • 3 cucharadas de crema espesa
  • 2 cucharaditas de queso cottage
  • 1/4 de taza de miel
  • 3 cucharadas de avena en polvo
  • Aceite de oliva

Instrucciones

    Exfoliar y limpiar

  1. Sujétate el cabello hacia atrás. Salpica tu rostro con agua tibia.

  2. Vierte cantidades iguales de azúcar morena y jabón de castilla líquido en tus manos. Aplícalo sobre tu piel húmeda y trabájalo con suaves movimientos circulares. Esto limpiará y exfoliará tu piel.

  3. Lava tu rostro con agua tibia.

    Abre tus poros con vapor

  1. Abre el grifo del agua caliente y deja que se forme vapor.

  2. Coloca tu rostro debajo del vapor de uno a tres minutos para abrir tus poros.

  3. Captura el vapor colocando una toalla sobre tu cabeza, si no obtienes mucho vapor de tu fregadero. También puedes abrir tus poros con vapor con un vaporizador comercial o una olla de agua hirviendo.

    Máscara facial de chocolate

  1. Crea la máscara facial de chocolate de la Campaign for Safe Cosmetics para piel normal. Mezcla 1/3 de taza de polvo de cacao, 3 cucharadas de crema espesa, 2 cucharadas de queso cottage, 1/4 de taza de miel y 3 cucharadas de avena en polvo.

  2. Esparce la máscara facial sobre toda tu piel y tu cuello. Ten cuidado de no acercarte demasiado a tus ojos.

  3. Coloca una toalla sobre tu sillón o sobre otro lugar cómodo para descansar. Reclínate y relájate durante 10 minutos mientras permites que la máscara haga su trabajo.

  4. Quítate la máscara facial con agua tibia. Debe dejarte la piel suave y limpia pero si sientes que necesitas un poco más de humedad, frota de dos a tres gotas de aceite de oliva entre tus palmas y aplícalo en tu rostro.

Consejos y advertencias

  • Sustituye los productos usados en este tutorial por cualquiera de tus exfoliantes o máscaras preferidos.
  • Ten cuidado de no quemar tu piel al acercare demasiado a la fuente de vapor.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por irene cudich