Tratamiento y ejercicio para una fractura de compresión vertebral

La espina dorsal está compuesta de 24 huesos denominados vértebras que están apilados, uno encima del otro. Si uno de estos huesos se quiebra o colapsa debido a la presión o a una lesión o enfermedad como la osteoporosis, esto se denomina fractura por compresión vertebral. De acuerdo a University of Maryland Spine Program, las fracturas por compresión vertebral suelen ocurrir en la espina torácica inferior, que es la parte media de la espina. Luego de recibir el tratamiento inicial y de comenzar a sanar, puedes recibir fisioterapia para ayudar a fortalecer los músculos espinales y retomar tu estilo de vida.

Causas y síntomas

Una causa común de las fracturas de compresión vertebral es la osteoporosis, que es una enfermedad en virtud de la cual los huesos se achican y debilitan. De acuerdo a la página de Internet de SpineUniversity, hay aproximadamente 700.000 casos por año de fracturas por compresión relacionadas con la osteoporosis en Estados Unidos. Otras enfermedades, tales como los trastornos glandurales paratiroideos y diversos cánceres, pueden contribuir a la debilitación de las vértebras. Trauma resultante de accidentes automovilísticos o caídas graves pueden provocar las fracturas por compresión vertebral, lo que conlleva a dolor intenso en la espalda, piernas y brazos. Por lo general, los síntomas son más leves si la fractura está relacionada con la osteoporosis.

Tratamiento

Los analgésicos con o sin prescripción médica pueden ayudar a calmar el dolor. Por lo general, el médico recomendará hacer reposo y limitar las actividades a fines de que la fractura se pueda recuperar. El médico también puede indicar la utilización de un aparato ortopédico para sostener la espalda y limitar los movimientos. Este aparato sostiene la espina dorsal y la mantiene en su lugar para aliviar la presión y permitir que la vértebra fracturada se cure. Las fracturas graves por compresión vertebral que amenazan a los nervios vertebrales y a la estabilidad de la columna pueden requerir cirugía.

Nivel de actividad incrementado y rehabilitación

La utilización de un aparato ortopédico generalmente ayuda a incrementar el nivel de actividad luego de una semana, pero evita llevar a cabo actividades agotadoras y ejercicio físico. De acuerdo a la página de Internet de SpineUniversity, la mayoría de estas fracturas derivadas de la osteoporosis se curan dentro de las ocho semanas y el dolor mejora a medida que la fractura se recupera. Sin embargo, la fractura puede modificar la estructura de tu espina dorsal, así que puedes sentir dolor por algún tiempo. El tiempo de recuperación luego de una fractura traumática varía en función de la gravedad de la lesión.

Acerca de la fisioterapia

Luego de seis a ocho semanas, el médico puede indicar la realización de fisioterapia. El objetivo principal del tratamiento es ayudar a controlar el dolor y la inflamación utilizando hielo, estímulos eléctricos y masajes. El fisioterapeuta también puede aconsejarte la realización de diversos ejercicios de flexibilidad, de fuerza y de postura para mejorar tu postura, la mecánica corporal y la capacidad de realizar actividades diarias.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por florencia prieto