Tratamiento para el desgarro del manguito rotador

Cuando un músculo o tendón del hombro en el manguito rotador sufre un desgarro, la gente pierde fuerza y rango de movimiento. La función del hombro se puede ver enormemente disminuida debido a la inflamación y el daño del tejido, especialmente si la lesión también afecta los huesos o nervios. Los daños a los tendones de los músculos supraespinoso, redondo, infraespinoso y subescapular (que en conjunto forman el manguito rotador) puede ocurrir por movimiento repetitivos o caídas, golpes o movimientos bruscos incómodos. El tratamiento de un desgarro de hombro se concentra en el alivio del dolor pero comienza con un diagnóstico definitivo.

Identificación

La gente puede reconocer lesiones en el manguito rotador por una incapacidad de llegar sobre su cabeza, según el sitio web de la University of Buffalo Sports Medicine. Sin embargo, los pacientes no conocen las claves visibles o sintomáticas ya sea que haya ocurrido o no una lesión que haya desgarrado el músculo o el tejido del tendón. Los médicos pueden utilizar los métodos de resonancia magnética o rayos X para evaluar la extensión del daño y prescribir un calendario de tratamiento. Los desgarros leves de grosor parcial se pueden curar con tratamientos conservadores, pero los desgarros completos pueden exigir una reparación quirúrgica.

Marco de tiempo

Los primeros auxilios para la inflamación y alivio del dolor deberán ocurrir durante las primera 48 horas después de la lesión, según el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, o NIAMS. El tiempo de recuperación para los tratamientos quirúrgicos o no quirúrgicos puede ser similar en casos que no son complicados. Según la American Academy of Orthopaedic Surgeons, o AAOS, puede llevar de cuatro a seis semanas de restricción de actividad para reparar el tejido desgarrado, seguido de seis a 12 semanas de ejercicio de rehabilitación. Las complicaciones como fractura de huesos, desgarros de labrum o bursitis pueden agregarse a este marco de tiempo.

Características

Los primeros auxilios y los tratamiento continuos para el alivio del dolor incluyen descanso, hielo y medicaciones, señala la NIAMS. Los pacientes deberán limitar las actividades que causan dolor, aplicar compresas de hielo y tomar drogas antiinflamatorias no esteroides como ibuprofeno o aspirina. Para el dolor extremo, los médicos pueden administrar inyecciones de cortisona en la zona del manguito rotador. Dependiendo del tamaño del desgarro del hombro, las lesiones que no responden a un tratamiento conservador pueden necesitar abrir o recibir una cirugía artroscópica.

Función

El alivio del color encauza los recursos del cuerpo hacia la curación, por lo que los pacientes deberán continuar tratándose para aliviar el dolor siempre que éste persista. Inmovilizar el hombro con un cabestrillo reducirá el dolor y permitirá la reparación del tejido del tendón, tal como señala la AAOS. Los pacientes sólo deberán tomar analgésicos no esteroides por la duración señalada en las instrucciones del envase. Sin embargo, los tratamientos con compresas de hielo se pueden utilizar tan a menudo como sea necesario en sesiones de 20 segundos.

Rehabilitación

Tan pronto como la inflamación seguida a la lesión o cirugía, los médicos pueden fomentar los ejercicios pasivos para mantener y aumentar el rango de movimiento del manguito rotador. La AAOS informa que el tratamiento de rehabilitación para los desgarros de hombro incluye entrenamiento progresivo con un terapeuta físico para recuperar la fuerza y la función del tendón.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por aldana avale