Tratamiento con ultrasonido para la calcificación del tendón

Escrito por Sumei FitzGerald
La calcificación del tendón es común en los hombros.

La tendinitis calcificada es una condición dolorosa que involucra a los depósitos de calcio en los tendones. Afecta de forma más común el manguito rotatorio en los hombros y puede limitar las actividades diarias. La calcificación del tendón generalmente se resuelve por sí sola con el paso del tiempo, pero el dolor y la movilidad pueden afectar la vida diaria informa Beth Orenstein para Radiology Today. La Clínica Mayo informa que los avances en la tecnología del ultrasonido han contribuido en el uso de la imagen por ultrasonido para el diagnóstico y el tratamiento de muchas condiciones en la articulación, el músculo y el tendón.

Tratamientos convencionales

La cirugía para eliminar la calcificación es muy costosa e involucra una larga recuperación.

Los medicamentos antiinflamatorios y la terapia física a menudo se usan para tratar casos menores de calcificación del tendón, dice Beth Orenstein, mientras que casos graves se han tratado con tratamiento con ondas de choque o con cirugía abierta. Alrededor del 50 al 70 por ciento de los pacientes pueden beneficiarse con la terapia con ondas de choque o con la cirugía pero las ondas de choque pueden ser extremadamente dolorosas y la cirugía es muy costosa y requiere de un largo periodo de recuperación.

Ultrasonido y diagnóstico

El ultrasonido puede usarse para diagnosticar y tratar muchas condiciones.

El ultrasonido es una herramienta de imagen económica y efectiva, dice la Clínica Mayo, para ayudar a evaluar los ligamentos, los músculos, los nervios y los tendones. No usa radiación y puede usarse para diagnosticar condiciones difíciles o complejas para que se realice el tratamiento adecuado. Debido a que el ultrasonido puede usarse durante el movimiento, da una imagen más clara de lo que sucede dinámicamente durante el movimiento que lo que pudiera encontrarse con rayos X, tomografías o IRM, por sus siglas en inglés.

Ultrasonido como guía de tratamientos

Las imágenes con ultrasonido ayudan a los cirujanos a llegar a áreas difíciles de forma efectiva.

El avance más grande en ultrasonido es su uso en la dirección para otros procedimientos. La Clínica Mayo explica que la capacidad de ver áreas difíciles de alcanzar en el ultrasonido ayuda a los médicos a lograr los objetivos en las aspiraciones y en las inyecciones de forma más adecuada y a usar agujas más pequeñas. Esto es más cómodo y reduce riesgos. Los tratamientos guiados por ultrasonido incluyen la colocación de una aguja en las articulaciones, las inyecciones en las cubiertas del tendón, la inyección en los quistes de ganglios, las terapias de bloqueo de nervios y el tratamiento percutáneo de tendinitis calcificada.

Terapia percutánea guiada por ultrasonido

La terapia percutánea involucra una jeringa de solución salina y una jeringa para eliminar el líquido.

Investigadores italianos se han aproximado a una alternativa en tratamientos convencionales para la calcificación de tendones. El Dr. Luca M. Sconfienza dirigió el estudio y presentó sus resultados en noviembre de 2007 en la reunión de la Sociedad Radiológica de Estados Unidos. El ultrasonido se usó para guiar las agujas en la terapia percutánea para el tratamiento de tendinitis calcificada en los hombros de 2.543 personas. Los participantes han sufrido de dolor en los hombros que no había respondido a otros tratamientos. La calcificación se eliminó en el 71,7 por ciento de los pacientes con un tratamiento; el 23,6 por ciento necesitó de un segundo tratamiento; el 3,8 por ciento de los participantes con calcificación se curaron por sí solos y en el 0,9 por ciento el dolor se debía a desgarres en el tendón. La terapia guiada por ultrasonido era una terapia rápida, exitosa y económica para las calcificaciones en tendones, dijo Sconfienza, y brindaba una reducción importante y de larga duración de los síntomas. El procedimiento sólo dura alrededor de 10 minutos, es relativamente indoloro y el dolor en los hombros se alivia por completo de 24 a 36 horas. Se insertan dos agujas con la ayuda del ultrasonido y se inyecta solución salina a través de una fusión en la calcificación mientras que la segunda aguja extrae la solución de calcio. Los tratamientos tienen un costo aproximado de US$100 comparado con los US$460 del ciclo de ondas de choque o los US$500 que implicaría el costo por esa cirugía.

Tenotomía percutánea e inyecciones de plasma

Las inyecciones de PRP promueven la curación.

La Clínica Mayo está combinando la tenotomía percutánea guiada y las inyecciones de plasma para tratar la calcificación de tendones. La tenotomía percutánea también se conoce como fenestración de tendones. El médico hace múltiples pases a través del tendón deteriorado con agujas para estimular el tejido sano, informa el Dr. Jay Smith de la Clínica Mayo. Las inyecciones de PRP se cargan con factores de crecimiento que facilitan la curación. La fenestración disuelve el tejido dañado, dice Smith, mientras que el plasma inyectado anima a la curación.