Tratamiento de la cetoacidosis diabética

La cetoacidosis diabética, una complicación potencialmente mortal de la diabetes, es causada por la falta de insulina, la hormona que ayuda a descomponer la glucosa -azúcar- para producir energía. Cuando el cuerpo es forzado a quemar grasa en lugar de azúcar, unos subproductos llamados cetonas se acumulan en la sangre. En un lapso de más o menos dos horas, el nivel de cetonas se vuelve lo bastante alto como para producir síntomas como boca seca, piel seca, aumento de la orina, sed, dolor de estómago, aliento afrutado, enrojecimiento facial, sentidos embotados y respiración rápida. Sin tratamiento, la persona eventualmente perderá la conciencia y morirá. La condición puede revertirse si se trata rápidamente y de manera adecuada.

Cetoacidosis diabética temprana

Los diabéticos pueden desarrollar cetoacidosis por una variedad de razones, incluyendo una infección, un virus estomacal, altos niveles de estrés, cirugía, trauma, embarazo, no tomar suficiente insulina o no llevar la dieta correcta. Si el azúcar en sangre se eleva sobre los 250 mg/dL, el paciente debería contactar a un especialista en salud para recibir instrucciones. Si los síntomas tienen lugar, como el dolor de estómago, 5 o más episodios de diarrea en 6 horas, vómito 2 o más veces, problemas para respirar, moderadas a grandes cetonas en la orina o signos de aparición de una infección, la persona debe buscar atención médica.

Tratamiento de emergencia

Excepto en casos leves de cetoacidosis diabética, el paciente necesita ser tratado en el hospital con fluidos intravenosos, insulina y minerales como el potasio. Debido a que la condición se puede deteriorar rápidamente, monitorear los signos vitales, ingesta y eliminación, azúcar en sangre y otros niveles se necesitan cada hora hasta que el paciente esté estable. Los fluidos IV deben administrarse rápidamente para rehidratar al paciente, tratar el shock y reducir los niveles de azúcar en sangre. El paciente también necesita insulina IV para bajar los niveles de azúcar, así como potasio IV para corregir el desbalance químico en sangre.

Duración del tratamiento

Excepto en casos extremos, una vez en el hospital, los pacientes son generalmente estabilizados en más o menos 48 horas, de acuerdo a un artículo publicado en la revista "American Family Physician" en mayo de 2005. A ese punto, los niveles de azúcar en sangre deben ser menos de 200 mg/dL y la acidosis debe estar resuelta. Los doctores podrían recomendar continuar administrando insulina, ya sea por vía intravenosa o inyección, para reducir los niveles de sangre a 80 - 140 mg/dL. Después de ser dados de alta, la mayoría de las personas necesitarán continuar con su terapia de insulina por el resto de sus vidas y tomar precauciones para evitar episodios futuros de cetoacidosis diabética.

Falla en el tratamiento

El riesgo de muerte en pacientes con cetoacidosis es entre el 1 y el 10%, de acuerdo al Manual Merck para Profesionales del Cuidado de la Salud. El tratamiento exitoso es menos probable en los ancianos, personas con otros problemas médicos, o aquellos que llegan a la sala de emergencias en shock o coma. En niños y adolescentes con diabetes tipo 1, el tipo de diabetes que ocurre en la gente cuyo cuerpo no puede producir insulina, la cetoacidosis es la causa de muerte más común. Los niños también son más propensos a desarrollar una complicación seria llamada edema cerebral, la cual es una inflamación del cerebro, que puede causar daño neurológico permanente o incluso la muerte.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por lou merino