Tratamiento casero para los puntos negros utilizando papas

Las frituras y papas fritas grasosas no le hacen a tu cuerpo ningún favor. Sin embargo, las papas crudas y simples pueden limpiar tus puntos negros y regalarte una piel brillante. No necesitas tratamientos elegantes de salón para limpiar tu acné, una mascarilla de papa hará el trabajo mientras infundes tu piel con vitaminas y minerales. Si prefieres no llenar tu cara de papa, prueba beberlas. Licúa las papas con unos cuantos tomates y albahaca (basil), para un jugo que te limpie de adentro hacia afuera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Papas
  • Cuchillo
  • Rallador
  • Tazón grande
  • Cebolla
  • Tenedor o cuchara
  • Gaza
  • Tomates
  • Licuadora
  • Albahaca
  • Perejil (opcional)

Instrucciones

    Mascarilla

  1. Corta una papa grande cruda en trozos pequeños utilizando un cuchillo afilado.

  2. Pasa los trozos de papa en un rallador para crear una pulpa espesa. Pasa la pulpa de papa a un tazón grande.

  3. Corta una cebolla mediana a la mitad. Ralla la mitad de la cebolla y pasa la pulpa al tazón.

  4. Tritura la pulpa de cebolla y papa con un tenedor o una cuchara.

  5. Aplica una gaza limpiar sobre la piel que quieras tratar. Unta la pulpa de vegetal sobre la gaza.

  6. Deja que la mascarilla repose por cerca de 10 minutos, luego enjuágala bien con agua tibia. Seca tu piel con una toalla limpia.

    Bebida

  1. Lava 1 libra de papa y 1 libra de tomates debajo de un chorro de agua para remover la suciedad.

  2. Corta los vegetales en trozos pequeños y luego pásalos a una licuadora.

  3. Agrega 6 horas de albahaca a la licuadora. Si lo deseas, agrega una pizca de perejil para darle más sabor.

  4. Mezcla los ingredientes a velocidad baja hasta que queden suaves.

  5. Bebe el jugo de vegetales. Almacena las sobras en un contenedor cubierto dentro del refrigerador. El jugo debe mantenerse fresco por unos cuantos días.

Consejos y advertencias

  • También hay otras frutas y vegetales que pueden tratar el acné. Por ejemplo, intenta crear una mascarilla de bayas rica en antioxidantes. Tritura cuatro o cinco arándanos (blueberries) con dos fresas medianas en una licuadora o procesador de comida, luego unta la pasta sobre la piel grasosa. El puré de manzana y espinaca también funciona.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por alejandra rojas