Tratamiento casero con aceite caliente para el cabello

Aplicar al cabello la secadora, aumentar su volumen con técnica crepé y experimentar con tintes puede dejar a tu cabello luciendo como el de la novia de Frankenstein. Para llevar esos rizos tiesos de vuelta a su sedosidad, prueba un tratamiento casero de aceite caliente, elaborado con unos pocos productos básicos de la cocina y algunas hierbas de aroma celestial. Calentar el aceite hace maravillas, ya que ayuda a que penetre en el folículo, añadiendo tanto brillo como manejabilidad. Doma esas hebras sedientas con un aceite caliente súper hidratante y observa como estos frankencabellos se convierten en cabellos gloriosos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Tazón apropiado para microondas
  • Aceite de almendras dulces, aceite de jojoba, aceite de coco, aceite de aguacate o aceite de oliva
  • Aceites esenciales, opcional
  • Cuchara
  • Toalla
  • Cepillo
  • Gorro de baño
  • Champú suave
  • Acondicionador hidratante
  • Peine de dientes anchos

Instrucciones

  1. Rellena un tazón apropiado para microondas con 3 a 6 cucharadas de aceite puro, como de almendras dulces, jojoba, coco, aguacate u oliva. Entre más largo sea tu cabello, más aceite necesitarás. Si lo deseas, también puedes mezclar cantidades iguales de cada aceite, para que obtengas los beneficios de todos.

  2. Añade de una a dos gotas de un aceite esencial al tazón, si deseas un tratamiento perfumado. Revuelve la mezcla de aceites usando una cuchara. Algunas esencias recomendadas son romero, lavanda, rosa o menta.

  3. Coloca el tazón en el microondas y caliéntalo en temperatura alta por 10 segundos. Retira el tazón y llévalo al lavabo.

  4. Envuelve una toalla alrededor de tus hombros para proteger tu ropa del aceite. Si lo prefieres, puedes aplicar el tratamiento de aceite caliente mientras te duchas.

  5. Cepilla tu cabello por completo para eliminar todos los nudos y enredos antes de comenzar con el tratamiento de aceite.

  6. Prueba un poco de aceite sobre tu muñeca para asegurarte de que no está demasiado caliente.

  7. Inclina tu cabeza sobre el lavabo y vierte lentamente el aceite sobre tu cuero cabelludo. Conforme el aceite comience a gotear, aparta el tazón y masajea el aceite en tu cuero cabelludo. Vuelve a inclinarte sobre el lavabo y aplica aceite adicional a lo largo de tu cabello hasta que esté saturado.

  8. Masajea tu cuero cabelludo y cabello de uno o dos minutos para que se absorba por completo el aceite.

  9. Envuelve tu cabello en una toalla o un gorro de baño para evitar que el aceite gotee.

  10. Deja el aceite en tu cabello por 30 minutos para permitir que penetre por completo en el folículo capilar.

  11. Retira la toalla o gorro y lava tu cabello con un champú suave. Enjuaga con agua tibia para retirar todos los residuos de champú y aceite.

  12. Aplica un acondicionador hidratante desde las raíces hasta las puntas y después enjuaga con agua tibia.

  13. Peina suavemente tu cabello con un peine de dientes anchos para eliminar enredos. Permite que tu cabello se seque al aire libre.

Consejos y advertencias

  • Aplica el tratamiento de aceite caliente una vez a la semana para mantener tu cabello propiamente hidratado.
  • Los aceites naturales y esenciales están disponibles en tiendas de alimentos saludables y lugares que venden suministros de aromaterapia.
  • No sobrecalientes el aceite, ya que pueden ocurrir serias quemaduras en la piel si lo está.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por karla m. gonzález