Tratamiento para el cabello con yemas de huevo

Los huevos, fundamentales en la cocina, no están limitados al uso culinario y el horneado. Desde al menos la década de 1940, las mujeres han aplicado tratamientos caseros con huevo en sus cabellos y han utilizado champús con huevos. Las yemas (egg yolks), en particular, son efectivas para mejorar la apariencia del cabello y son una alternativa económica y natural para los fortificadores y sueros comerciales. Puedes tratar tu cabello con yemas regularmente o de vez en cuando.

Propiedades

En su libro "Natural Healthy Hair", Mary Beth Janssen sostiene que los huevos contienen lecitina y proteína, que ayudan a fortalecer y humectar el cabello. Además, las yemas son emulsificantes naturales, lo que significa que ligan los ingredientes de una máscara casera para obtener una mezcla suave y homogénea. Las yemas tienen un alto contenido de azufre, lo que ayuda a aliviar los síntomas de la caspa.

Beneficios

Los tratamientos con yemas dejan el cabello más suave, sedoso y manejable y aportan la fuerza de las proteínas para prevenir el quiebre. Tu cabello también tendrá más volumen y reflejará mejor la luz, por lo tanto, el brillo aumentará.

Aplicaciones

Puedes usar yemas batidas solas sobre el cabello o mezclarlas con otros ingredientes, como miel o aceite de oliva. Si tienes el cabello corto, dos yemas serán suficientes para tratar todo el cabello, pero si es más largo, deberás usar más cantidad. Aplica las yemas o la mezcla con yemas sobre el cabello seco y cepillado y deja actuar hasta por 30 minutos, luego lava y acondiciona como de costumbre. Quizás debas enjabonar más tiempo con champú para eliminar todos los residuos del cabello.

Métodos simples

Una forma simple de obtener los beneficios de las yemas sin separarlas o mezclarlas es usar los huevos enteros, batidos y sin diluir. En un momento de apuro, puedes usar mayonesa, ya que este producto está echo de una emulsión de aceite y yemas.

Consideraciones

Usa ropa vieja cuando apliques tratamientos con yemas en el cabello, ya que la mezcla puede salpicar o gotear. Enjuaga el tratamiento del cabello con agua fría, ya que el agua caliente comenzará a cocinar los huevos, por lo que se volverán pegajosos y difíciles de eliminar. Si padeces una alergia a cualquier ingrediente de los tratamientos para el cabello con huevo, evítalo.

Más galerías de fotos



Escrito por laura jensel | Traducido por valeria d'ambrosio