Tratamiento de cabello casero con proteínas

Los tratamientos de proteína pueden mejorar la apariencia de tu cabello seco y dañado. Una máscara de proteínas casera puede alisar el cabello, añadiendo brillo y reduciendo el frizz y la estática. Mientras que puedes comprar tratamientos de acondicionamiento a base de proteínas en la farmacia o en el salón, los remedios caseros a base de huevos son una alternativa asequible y conveniente.

Significado

La proteína fortalece el cabello, por lo que es menos frágil y reduce la rotura, según Gary Travis, un estilista de Atlanta, en el sitio web de Marie Claire. Los tratamientos de proteínas son más apropiados para el cabello naturalmente seco o tratado químicamente. Los tratamientos de proteínas suaves, como máscaras de proteínas en casa, son adecuados para el cabello ligeramente dañado. El cabello sano, incluso si está seco, no requiere tratamientos adicionales de proteína, pero puede beneficiarse de productos de estilizado con proteína.

Tipos

Los acondicionadores de proteínas caseros pueden confiar en varios ingredientes diferentes, pero los huevos son la opción más común. Dependiendo de la receta, se pueden usar huevos enteros, sólo las claras o yema. Normalmente, los huevos se combinan con yogur, el aceite de oliva, mayonesa o miel para crear un tratamiento de proteína de acondicionamiento para el cabello dañado. Los ingredientes se pueden mezclar en un recipiente y luego colocarse en el cabello húmedo. Trata de combinar 1 cucharada de aceite de oliva con una yema de huevo y 1 taza de agua caliente, o una yema de huevo, 1 cucharada de miel y 1/2 cucharadita de aceite de almendra. Haz un tratamiento de proteínas fácil combinando las yemas de huevo y el yogur natural, recomienda el sitio web DailyGlow.

Función

Lava tu cabello, y luego suavemente con una toalla sécalo para eliminar el exceso de humedad. Desenreda el cabello con un peine de dientes anchos, luego trabajar el tratamiento de proteínas a través de tu pelo de los extremos hacia arriba, centrada en el eje y puntas del cabello en lugar de las raíces, sugiere el sitio web Style Hair Magazine. Cubre el cabello con un gorro de ducha de plástico o envoltura de plástico. Deja el tratamiento de proteínas por lo menos 30 minutos o tanto como 90 minutos, recomienda DailyGlow. Enjuaga el cabello con agua fría y sigue el tratamiento con proteína con tu acondicionador preferido.

Marco de tiempo

Considera varios factores al decidir con qué frecuencia debes utilizar un tratamiento de proteínas casero. El pelo muy seco, rizado o muy dañado químicamente puede beneficiarse de los tratamientos más frecuentes. Los tratamientos de proteína cada dos semanas pueden ser ideales para el pelo químicamente tratado, mientras que el cabello naturalmente seco o rizado puede ser ayudado por un tratamiento de proteínas cada dos meses, indica el sitio web Long Healthy Hair Advisor.

Precauciones

Los tratamientos de proteínas se consideran tratamientos reconstructores, de acuerdo con Style Hair Magazine. Éstos se pueden secar, por lo que puede ser que tengas que añadir humedad. Puedes agregar humedad a los tratamientos caseros incluyendo aceite de oliva o aceite de almendras en tu mezcla o puedes optar por un acondicionador hidratante después de un tratamiento de proteínas. Los tratamientos comerciales más intensos deben ser utilizados con cuidado y con el apoyo de un estilista de pelo para evitar el pelo duro o crujiente, recomienda el sitio web Hairfinder.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por verónica sánchez fang