Trastornos de la piel relacionados con alcoholismo

La dependencia al Alcohol, o el alcoholismo se caracteriza por el aumento de la tolerancia, los antojos y los síntomas de abstinencia. Cuando el alcohol se absorbe en el torrente sanguíneo desde el tracto digestivo, se distribuye rápidamente a todas las partes del cuerpo y tiene efectos sobre todos los sistemas principales, incluyendo la piel. El consumo excesivo del alcohol puede también impactar la salud de la piel afectando el aseo de hábitos personales y la nutrición. El abuso de alcohol está asociado con varios desordenes de la piel.

Enrojecimiento y rosácea

Los síntomas de la piel pueden ser reconocibles en una etapa temprana de la enfermedad y ser útiles en el diagnóstico del alcoholismo. Una reacción de enrojecimiento al beber alcohol, es debido a una deficiencia de la enzima y es más común en aquellos de ascendencia asiática, se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de esófago inducida por el alcohol por científicos del National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (Instituto Nacional en abuso del alcohol y alcoholismo). Las conclusiones fueron hechas desde una revisión de estudios y anunciadas por "Salud NIH por su siglas en inglés" el 23 de marzo de 2009. Otras afecciones de la piel comunes en los alcohólicos pueden incluir urticaria y un empeoramiento de la rosácea existente, un trastorno que se caracteriza por enrojecimiento, protuberancias parecidas a granos y engrosamiento de la piel en la nariz y las mejillas.

Los síntomas del hígado cirrosis

El largo periodo de abuso de alcohol es una de las causas más comunes de la cicatrización del hígado o cirrosis. El hígado normalmente procesa vitaminas, carbohidratos, grasas y proteínas dietéticas, produce factores de coagulación y descompone las toxinas en la sangre. La función hepática deteriorada puede ocasionar enrojecimiento o manchas en las palmas de las manos. La piel puede presentar moretones y comezón por todas partes. Otros síntomas de la cirrosis pueden incluir tez amarillenta y la aparición de arañas vasculares en el tronco, cara, brazos y manos. The American Academy of Family Physicians (La Academia Americana de médicos de familia) señala que el número y tamaño de las arañas vasculares pueden correlacionarse con la gravedad de la enfermedad hepática crónica.

Psoriasis

Los fuertes bebedores son más propensos a tener psoriasis que los que no toman bebidas alcohólicas y el consumo de alcohol suele exacerbar la psoriasis existente. Como parte del estudio de enfermeras de salud II, los investigadores buscaron una asociación entre nuevos casos de psoriasis y el uso del alcohol. Un grupo de 82,869 mujeres que reportaron bebieron alcohol y no tenían ninguna historia de psoriasis fueron seguidos durante 14 años, a partir de 1991. Del grupo, 1,150 desarrollaron psoriasis, una tasa significativamente mayor que no toman bebidas alcohólicas en una cohorte original de 116,671 mujeres. Pacientes que desarrollaron psoriasis informaron tomar de 2 a 3 bebidas por semana o más. Una asociación entre psoriasis y beber cerveza regular fue más fuerte en un subconjunto de las mujeres que bebían 5 o más bebidas por semana, mientras que la cerveza light y otras formas de alcohol no mostraron ser un riesgo significativo de nuevos casos de psoriasis en este estudio. Los científicos no saben exactamente cómo el alcohol influye en la psoriasis, pero teorizan que los cambios inmunológicos, mayor inflamación o sensibilidad al gluten en la cebada que se utiliza para hacer la cerveza puede ser causal. Los hallazgos fueron publicados en la edición de agosto de 2010 de la revista "Archivos de dermatología".

Más galerías de fotos



Escrito por mary earhart | Traducido por malourdes mpineda