Trastornos de la glándula del timo

El timo es una glándula pequeña en la parte superior del pecho que tiene importancia para la salud fuera de la proporción a su tamaño. Empieza a funcionar durante la vida fetal, fabricando millones de células inmunes llamadas células T. En un proceso complejo, el timo educa a estas células para identificar y atacar a los invasores extranjeros y para reconocer y hacer caso omiso de las proteínas y las células de tu propio cuerpo. Las células del timo circulan en la sangre y residen en diversos órganos, donde ayudan a protegerte de la enfermedad. Los trastornos de la glándula del timo son relativamente raros, pero pueden ser potencialmente graves.

Trastornos congénitos

Varios defectos genéticos causan problemas del timo desde el nacimiento. Una condición rara llamada inmunodeficiencia combinada grave o SCID, se desarrolla cuando una persona lleva una mutación en un gen que regula el desarrollo de las células T. Que afectan a más o menos 1 de cada 40.000 a 100.000 bebés nacidos en los Estados Unidos, SCID interrumpe el desarrollo normal de las células T en las células inmunes del timo y otras. Esto compromete seriamente el sistema inmunológico de un niño, haciéndole incapaz de combatir las infecciones. En otra rara enfermedad llamada síndrome de DiGeorge, una pieza de un cromosoma se perdió junto con los genes que contiene. Esto lleva a un pobre desarrollo del timo y otros órganos en el sistema inmunológico, haciendo que las respuestas inmunes sean débiles y la enfermedad frecuente. La gravedad de la enfermedad varía y puede causar síntomas de leves a graves.

Problemas autoinmunes

En trastornos que se denominan enfermedades autoinmunes, el sistema inmune ataca a las propias células o sustancias del cuerpo producidas por las células, que las perciben incorrectamente como extrañas y dañinas. Uno de estos trastornos, la miastenia grave, está asociada con una glándula del timo que no se encoge, pero sigue siendo grande después del nacimiento y con funciones anormales. Aunque el trastorno no se entiende completamente, el timo parece ser anormalmente hiperactivo, la producción de células que atacan un neurotransmisor llamado acetilcolina, promueve la contracción muscular normal en respuesta a los impulsos nerviosos. La enfermedad normalmente causa debilidad muscular, a menudo visto por primera vez en los músculos del ojo. Otros síntomas incluyen dificultad para tragar, dificultad para hablar y otros problemas relacionados con la función muscular.

Cáncer de timo

Aunque es raro, 2 tipos de cáncer puede desarrollar el timo llamados timomas y los carcinomas tímicos. Ambos se desarrollan en las poblaciones de células en la superficie del timo, pero difieren en otros aspectos. Las células en los timomas crecen relativamente lentas. Las células del carcinoma tímico se dividen rápidamente y pueden propagarse rápidamente a otras partes del cuerpo. Las personas con miastenia gravis y otras enfermedades autoinmunes tienen un mayor riesgo de timomas. Los síntomas del cáncer de timo pueden incluir una tos que no mejora, dificultad para respirar y dolor en el pecho. En algunos casos, pocos o ningún síntomas están presentes en las primeras etapas de la enfermedad.

Tratamientos

Cada tipo de trastorno del timo puede ser tratado y en muchos casos, controlarse o curarse eficazmente. La inmunodeficiencia congénita tal como la causada por SCID ha sido tratada con éxito a través del trasplante de médula ósea o la terapia génica. Un caso grave de síndrome de DiGeorge podría ser tratado con un trasplante de timo, las formas más leves responden a una infusión de células inmunes adicionales. Los tratamientos para la miastenia gravis dependen de la gravedad de la enfermedad. La enfermedad a menudo se controla a través del uso de medicamentos que mejoran la función muscular o suprimen la producción de anticuerpos anormales producidos por las células inmunes. Los tratamientos para el cáncer del timo varían, dependiendo de si y hasta qué punto el cáncer se ha diseminado. Las opciones incluyen la cirugía, los medicamentos de quimioterapia y radioterapia.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne marie | Traducido por gabriela nungaray