Trastornos de la conducta en adoelscentes

Hablar del estado de ánimo en los adolescentes es un tema confuso. Si bien algunos comportamiento son sólo el resultado de un adolescente sensible —pero sin ningún problema—, otras cuestiones pueden ser indicios que el joven sufre de trastornos del comportamiento. Si te informas sobre los trastornos que en general afectan a la conducta de los adolescentes, puedes ayudar y entender a tu hijo si comienza a mostrar un comportamiento peligroso o problemático que no se puede relacionar con malhumor normal durante esta etapa.

ADD y ADHD

El Trastorno de Déficit de Atención (ADD) y el Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHD) afectan aproximadamente a entre el 4 y el 6 por ciento de los adolescentes, según un estudio realizado por Russell A. Barkley, Ph.D., publicado por medio de un curso de educación por extensión de la American Psychological Association (Asociación Estadounidense de Psicología). Algunos de los síntomas de estos trastornos incluyen dificultad para prestar atención, falta de concentración e impulsividad. A menudo puede afectar al proceso de educación de tu hijo, de modo que le será difícil aprender y concentrarse en la escuela.

Depresión

La depresión adolescente logra que el joven se sienta triste, retraído, ansioso y sin poder realizar sus actividades de forma normal. MedlinePlus señala que las mujeres tiene el doble de probabilidades de ser diagnosticados con depresión respecto de los hombres. Algunos de los síntomas más comunes de esta enfermedad durante la adolescencia abarcan desde suspender las actividades sociales, aislarse, hablar sobre daños inflingidos o de suicidio, hasta la dificultad para concentrarse en otros temas que no sean los anteriores. El National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) estima que el 11 por ciento de los adolescentes sufren de un trastorno depresivo a los 18 años de edad.

Trastorno bipolar

Se sabe que el temperamento de los adolescentes fluctúa de forma constante, pero existe una diferencia entre el comportamiento normal de los adolescentes y el trastorno bipolar. Los adolescentes que sufren de esta enfermedad pasan de forma abrupta de sentirse deprimidos a estar felices en exceso, lo cual es denominado estado maníaco. Según la información del National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental), durante los episodios de esta afección, pueden tomar decisiones arriesgadas y tienen problemas para concentrarse, se encuentran felices un momento y luego se deprimen, se sienten culpables y están enojados al momento siguiente, según el Instituto Nacional de Salud Mental.

Trastorno de Oposición Desafiante

Tanto el Trastorno de Oposición Desafiante (ODD) y el Trastorno de la Conducta (CD) son desórdenes de la conducta en los que el adolescente se encuentra en un estado antagónico, y a menudo infringe los derechos y privilegios de los demás. Los jóvenes con ODD o CD, una forma más severa de ODD, se enfurecen, discuten y desafían de forma directa a las figuras de autoridad que tienen en frente; este comportamiento generar repercusiones evidentes en su vida social, académica y personal.

Ansiedad y estrés

Todos los adolescentes se sienten nerviosos de vez en cuando. Pero cuando ese estado se convierte en ansiedad debilitante, puede ser indicio de un trastorno del comportamiento. Los adolescentes que sufren de ansiedad, experimentan esta condición en situaciones de exposición social, cuando deben rendir un examen o cuando tratan de obtener buenas calificaciones. No sólo se trata de una sensación de cosquilleo en el estómago; es un trastorno que logra que a tu hijo le sea difícil desenvolverse a diario. La ansiedad está estrechamente relacionada con la depresión, pero también puede surgir como un trastorno independiente.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por vanesa sedeño