Cómo transpirar más al correr

El sudor, también llamado transpiración, es ante todo una forma de termorregulación que utiliza el cuerpo para mantenerte fresco al mismo tiempo que libera toxinas. Pese a que la transpiración generalmente es un indicativo de que el ejercicio es intenso, no tiene correlación directa con la cantidad de calorías que se queman al ejercitar.

Cambios de temperatura

Si bien lo que una persona transpira tiene mucho que ver con la genética personal, aumentar la temperatura del lugar donde se corre ayudará a aumentar de forma natural los niveles de transpiración. Si optas por correr durante el mediodía o cuando el sol llegue al cenit, la temperatura ambiental será elevada y forzará a tu cuerpo a transpirar más para mantenerse fresco. Además, puedes correr en una cinta dentro de una habitación donde puedas controlar la temperatura. Podrás entonces subir la calefacción hasta que esté en un nivel que consideres apropiado.

Capas de ropa

Si usas varias capas de ropa al correr aumentarás la temperatura general de tu cuerpo, disparando tus glándulas sudoríparas para que liberen transpiración. Al correr, puedes usar suéteres y pantalones para correr así como también cualquier otra prenda de vestir que no deje pasar el aire. Al hacer esto, elevarás la temperatura interna del cuerpo hasta el punto en que la transpiración saldrá a raudales de tu cuerpo a un ritmo más elevado de lo normal. También puedes usar varias prendas en la cabeza, como por ejemplo gorras de lana u otro gorro tejido.

Nivel de dificultad

A pesar de que modificar los factores externos te puede ayudar a aumentar la cantidad de transpiración que produces al correr, incrementar la dificultad del ejercicio forzará a tu cuerpo a trabajar más arduamente, provocando generalmente que la temperatura corporal aumente y se produzca un exceso de transpiración para enfriar al cuerpo. Para incrementar la dificultad, puedes aumentar la velocidad y la cantidad de tiempo que corres. Además, puedes comenzar a correr en pendientes, forzando a tu cuerpo a trabajar más duro para alcanzar la meta.

Precauciones

Aunque aumentar el nivel de transpiración al correr puede resultar potencialmente en un mayor nivel de resistencia y rendimiento, el proceso se debe hacer con mucha precaución. Cuanto más transpires, mayores serán tus posibilidades de deshidratarte al hacer ejercicio. Si piensas aumentar tu nivel de transpiración al correr, debes llevar siempre una botella de agua contigo para asegurarte de poder reponer el líquido que tu cuerpo está liberando. Antes de hacerlo, habla con tu médico para asegurarte de tener la salud suficiente para poder hacerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por jason aberdeene | Traducido por noelia menéndez