La transición hacia la paternidad

La transición hacia la paternidad, aunque es un goce, generalmente viene con preocupaciones, estrés o temor de que sea un gran cambio. Ten en cuenta que es completamente normal que un padre primerizo tenga dudas acerca del cambio que viene y que muchos hombres no estén seguros de cómo manejar esta transición. Si te sientes perdido cuando se trata de ser papá, entender algunos problemas comunes y dudas que tienen los padres puede ayudar a disminuir el temor.

Tomar tiempo libre

Ya que lo que se espera y lo que es médicamente necesario para una mujer es tomarse tiempo libre del trabajo cuando se convierte en madre, es posible que los padres no sientan que tienen la misma opción. Crear lazos entre el padre y el recién nacido es una actividad que sólo hacen las mamás. Los padres también necesitan pasar tiempo para conocer a su nuevo hijo. Según el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos, el Acto de la Familia y Responsabilidad Médica le permite 12 semanas sin derecho a sueldo a padres y madres que tengan un recién nacido. Aunque el padre no recibirá un cheque durante este tiempo, debe recordar que su jefe le tiene que dar este tiempo libre para estar con su recién nacido.

Cuidados del bebé

La transición a la paternidad incluye nuevas habilidades que muchos hombres piensan que no tiene. Estas tareas incluyen cambiar pañales, la lactancia artificial, los eructos, los baños y aprender a vestir al bebé. Mientras que nadie sabe cómo hacer esto intrínsecamente, los padres pueden sentir que no han tenido tanta práctica como una mamá que ha pasado años cuidando niños o ayudando a los niños de amigos. Aunque un papá primerizo tenga poca experiencia con las tareas diarias para el cuidado de un bebé, los hospitales, centros médicos y organizaciones comunitarias, imparten clases para padres primerizos. Tomar una clase y posiblemente practicar con el bebé de un amigo puede ayudar a un padre primerizo a sentirse más cómodo en el cuidado de su propio hijo.

Finanzas

Convertirse en padres significa cambiar las finanzas personales y del hogar. Antes de la llegada del bebé es posible que el padre haya tenido mucho dinero para gastar en pasatiempos como deportes y actividades recreativas, y es posible que se preocupe de que no le alcance el dinero para los nuevos gastos que vienen con el nuevo hijo. Desde comprar artículos para el bebé, como una cuna o mesa para cambiar el pañal, hasta el costo diario de pañales y toallitas, la transición hacia la paternidad está llena de nuevas demandas financieras. Esto se agranda si la mamá primeriza toma un periodo extendido sin paga en el trabajo, dejando al padre como la única fuente de ingreso.

Relaciones

El cambio de ser una pareja sin hijos a ser una familia con un bebé puede tener un fuerte impacto en las relaciones de los padres. Mientras la mamá está ocupada con todas las cosas del bebé, el papá puede que se preocupe de que nunca más tendrá a su esposa para él solo. Este estrés normal es una situación típica y se arreglará platicando mutuamente. Además, pasar tiempo en pareja cuando sea posible, como salidas románticas, puede ayudar al padre primerizo a sentirse más cómodo y confiado en la relación con su esposa. Otro problema de relaciones para los padres primerizos son sus amistades con otros hombres. Aunque los amigos del padre lo entiendan, los hombres que no tienen hijos no tienen la misma simpatía. Esto no significa que debas dejar a tus amigos que no tienen hijos cuando nazca el tuyo, al contrario, la relación papá/amigo tendrá que pasar por algunos cambios.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por monica del valle