Trampolines seguros

No hay tal cosa como una cama elástica o trampolín en casa seguro, según la American Academy of Pediatrics. La AAP instruye a sus médicos para que asesoren a los padres en contra de comprar un trampolín casero, y advierte a los niños contra el uso de cualquier trampolín en casa debido al riesgo de lesiones. Sin embargo, la organización sabe que los niños son niños, y algunos padres no harán caso de la advertencia. Por lo tanto, ésta y la Consumer Product Safety Commission ofrecen algunos consejos sobre cómo hacerlos lo más seguros posible.

Evitar trampolines caseros

La AAP informa que en los Estados Unidos, la mayoría de las lesiones relacionadas con los trampolines se producen en casa. Si tus hijos quieren saltar, limita el uso del trampolín a los programas de entrenamiento supervisado. Incluso cuando se utilizan trampolines en gimnasia u otros programas de deportes supervisados, es importante para la instalación cumplir con el resto de las recomendaciones de la AAP para la seguridad de trampolín.

Recinto

Si estás buscando el trampolín más seguro, asegúrate de encontrar uno que tenga un recinto. La Consumer Product Safety Commission informa que los recintos pueden ayudar a prevenir las lesiones que pueden ocurrir cuando los niños caen de un trampolín. Los recintos suelen ser de material de red, y rodean el trampolín para evitar el aterrizaje en el suelo duro.

Revestimientos de seguridad

La AAP recomienda buscar un trampolín con almohadillas de seguridad que cubran todas las partes de la estructura de acero y los resortes. Para mantener el trampolín lo más seguro posible, coloca materiales de seguridad para absorción de impactos alrededor del trampolín, y no utilices las escaleras para evitar el acceso no deseado de los niños pequeños.

Ubicación segura

Considera la posibilidad de poner el trampolín en un agujero para mantener la superficie a nivel del suelo, y busca un arnés de seguridad y cinturones de localización. Ten cuidado dónde lo pones en el patio. La CPSC recomienda mantener instalar los trampolines lejos de estructuras, árboles y otras áreas de juego, y colocarlas en una zona a nivel.

Comportamiento seguro

Ningún trampolín es seguro si las personas que lo usan están involucradas en conductas de riesgo. Para conseguir la máxima seguridad desde un trampolín, la CPSC declara que deberías permitir que sólo una persona lo utilice a la vez. No permitas volteretas, ya que pueden resultar en lesiones de cabeza y cuello. Nunca permitas que nadie use el trampolín sin supervisión, y no permitas que los usuarios intenten hacer acrobacias más allá de su formación o habilidad. Para mantener un trampolín seguro, la AAP recomienda la inspección periódica de la oxidación, los desgarros y separaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por carol ochs | Traducido por enrique alejandro bolaños flores