La toxicidad del aceite de linaza

El aceite de linaza, también llamado aceite de semillas de lino, se deriva de las semillas secas y maduras de la planta de lino y se utiliza como un suplemento nutricional por sus potenciales efectos beneficios para la salud. De acuerdo con el National Institutes of Health, el aceite de linaza puede ser eficaz en la reducción del azúcar en la sangre y el colesterol, así como en mejorar la función renal en algunos individuos. Sin embargo, el exceso de aceite de linaza puede causar síntomas de toxicidad y efectos secundarios. Consulta a tu médico antes de usar un suplemento que contenga aceite de linaza.

Reacción alérgica

Algunas personas pueden experimentar una reacción alérgica al aceite de linaza, ya que se deriva de una planta. La alergia a la linaza puede causar una reacción grave y es una emergencia médica. Los síntomas más comunes incluyen hinchazón de la cara, la garganta y el cuello, aparición de urticaria, picazón excesiva, dificultad para respirar y palpitaciones cardíacas. Busca atención médica inmediatamente si crees que tienes una alergia a las semillas de lino.

Síntomas de toxicidad

Una sobredosis de aceite de linaza puede causar efectos secundarios potencialmente graves, como dificultad para respirar, respiración rápida, debilidad generalizada, dificultad para caminar, convulsiones y parálisis. Los individuos con trastorno bipolar pueden observar un aumento en la gravedad de los síntomas asociados con manía o hipomanía con una alta ingesta de aceite de linaza. La suplementación diaria excesiva con esta sustancia puede actuar como un agente de adelgazamiento de la sangre, lo cual puede generar a su vez un riesgo de sangrado.

Efectos gastrointestinales

La ingesta de grandes cantidades de aceite de linaza de una vez puede causar problemas gastrointestinales, como dolor de estómago, vómitos, calambres estomacales y náuseas persistentes. Este aceite también puede hacer que tus intestinos dejan de moverse, una condición llamada íleo. El íleo puede resultar en estreñimiento leve a severo. Tomar aceite de linaza con grandes cantidades de agua puede reducir los potenciales efectos secundarios gastrointestinales asociados con su toxicidad, en particular el estreñimiento.

Otras consideraciones

El aceite de linaza puede interferir con la absorción y el funcionamiento adecuados de ciertos fármacos y medicamentos. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, el aceite de linaza puede interferir con ciertos medicamentos que adelgazan la sangre, también llamados anticoagulantes, aumentando el riesgo de sangrado aún más. El aceite de linaza también puede interferir con los medicamentos que reducen el azúcar en la sangre, ciertos esteroides médicos, los medicamentos para disminuir el colesterol y los anti-inflamatorios no esteroideos o AINES. Se debe tener cuidado al utilizar este suplemento en combinación con cualquiera de los fármacos y medicamentos mencionados.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por mar bradshaw