Cómo tostar y dar sabor a las almendras

Las almendras son parientes de los duraznos (peaches), albaricoques (apricots) y cerezas (cherries). No obstante, a diferencia de sus primos con carozo, este fruto seco (nut) comestible se ubica dentro de una capa externa dura y carnosa que se vuelve su cáscara luego de su maduración. Las almendras ricas en nutrientes son una excelente fuente de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, proteínas, potasio, magnesio, calcio, hierro, cinc y vitamina E. Comerlas tostadas te ayuda a absorber más sus nutrientes, ya que las almendras y otros frutos secos tostados son más fáciles de digerir que crudos. Aunque puedes tostar las almendras de forma efectiva a alta temperatura por un corto período de tiempo, disminuir la temperatura e incrementar el tiempo de tostado produce almendras más sabrosas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Placa para horno grande con bordes de 1 pulgada (2,5 cm)
  • 4 tazas de almendras enteras con piel
  • 4 cucharadas de miel
  • 4 cucharadas de agua
  • 4 cucharadas de aceite de canola
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela (cinnamon) molida (opcional)
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena (cayenne pepper) (opcional)
  • 1 cucharadita de polvo de cinco especias (opcional)

Instrucciones

    Tostado

  1. Coloca una de las rejillas en el centro del horno.

    Precalienta el horno a 325 grados Fahrenheit (163 °C). Coloca una de las rejillas en el centro del horno. Forra una placa con papel aluminio.

  2. Coloca las almendras en la placa.

    Distribuye las almendras sobre la placa preparada en una sola capa.

  3. Revuelve las almendras a mitad de la cocción.

    Tuesta las almendras por 13 a 15 minutos. Revuélvelas una vez y distribúyelas en una capa a mitad del tiempo de cocción.

  4. Deja enfriar las almendras.

    Deja enfriar las almendras en la placa, colocada sobre una superficie resistente al calor, por 15 a 20 minutos.

    Condimentar

  1. Mezcla la miel, el agua y el aceite.

    Mezcla la miel, el agua y el aceite de canola en un bol mediano hasta que se forme una mezcla uniforme.

  2. Agrega especias.

    Mezcla el azúcar y la sal en otro bol mediano. Realza el dulzor del condimento agregando canela molida, si lo deseas. Como alternativa, agrega algunas especias incorporando un poco de pimienta de cayena, o un polvo chino de cinco especias.

  3. Lleva a hervir la mezcla de miel.

    Lleva a hervir la mezcla de miel en una olla o sartén grande a fuego medio-alto, revolviendo constantemente.

  4. Carameliza las almendras.

    Coloca las almendras tostadas dentro de la olla. Revuelve rápidamente para cubrir por completo los frutos secos en la mezcla de miel caliente, hasta que no quede líquido en la olla.

  5. Cubre las almendras con azúcar.

    Retira la olla del fuego y colócala sobre una superficie resistente al calor. Agrega la mezcla de azúcar, revolviendo hasta que las almendras estén condimentadas de manera uniforme.

  6. Deja enfriar las almendras.

    Vuelve a colocar las almendras en la placa para horno en una sola capa. Deja enfriar por 20 a 30 minutos, o hasta que se sequen.

Consejos y advertencias

  • Guarda las almendras completamente frías y condimentadas en un recipiente hermético a temperatura ambiente o en el refrigerador por hasta un mes.

Más galerías de fotos



Escrito por meg campbell | Traducido por maria eugenia gonzalez