Cómo hacer una torta rápida sin polvo de hornear ni extracto de vainilla

Escrito por meg campbell | Traducido por cinthia perez
Los pasteles hechos con harina leudante no necesitan polvo de hornear.

El polvo de hornear es un agente de la levadura que ayuda a que las tortas se levanten. Los pasteles que no requieren polvo de hornear, o algún otro agente de fermentación, son generalmente a base de queso o leche. Las tortas de queso no requieren polvo de hornear, pero muchas recetas de tortas de queso necesitan extracto de vainilla. Del mismo modo, un pastel de ángel bien hecho debe su ligereza a múltiples cernidos de harina y azúcar y no de un agente de fermentación, pero también necesita extracto de vainilla. Algunos pasteles no tradicionales, como los pasteles dulces de arroz y papa frecuentes en las culturas asiáticas, no utilizan polvo de hornear o extracto de vainilla. Para hornear pastel rápido y clásico sin polvo de hornear, use harina leudante.

Coca cremosa de coco

Moldes engrasado y enharinados.

Engrasa los fondos y los costados de los dos moldes redondos para torta de 8 pulgadas (20 cm) con manteca sin sal. Espolvorea un poco de harina por todo el molde. Da vuelta cada molde y golpea suavemente para deshacerte de cualquier exceso de harina.

Temperatura horno.

Pre-calienta el horno a 350 grados Fahrenheit (176 C°).

Lima y cáscara de lima.

Lava y seca una lima. Raya de manera fina toda la cáscara en un tazón pequeño.

Mezcla.

Bate 3/4 tazas de manteca sin sal a temperatura ambiente, 3 cucharadas de crema de coco a temperatura ambiente, 3/4 tazas de azúcar refinada y la cáscara de lima en un tazón grande con una batidora eléctrica. Mezcla hasta que esté pálido y cremoso.

Agrega los huevos a la mezcla.

Agrega 3 huevos mientras bates, uno a la vez.

Agrega la harina a la mezcla.

Vierte 1 taza de harina leudante en un cernedor, y ciérnela sobre la mezcla de manteca, azúcar y huevos. Mezcla la harina cernida suavemente.

Agrega el coco.

Mezcla 3/4 tazas de coco rallado a la mezcla con una cuchara de madera.

Divide la mezcla entre los dos moldes.

Pasa la mezcla a los moldes preparados en porciones iguales. Usa la parte de atrás de la cuchara de madera para esparcirlo de manera pareja.

Pastel cocido.

Coloca los moldes en el centro del horno. Cocina de 20 a 25 minutos, o hasta que cuando insertes un cuchillo en el centro de cada pastel salga limpio.

Deja que los pasteles se enfríen sobre las rejillas.

Deja que los pasteles se enfríen en sus moldes alrededor de 10 minutos antes de darlos vuelta lentamente sobre las rejillas.

Glaseado ácido de queso crema

Mezcla de queso crema.

Bate el queso crema de 8 onzas (226 gr) a temperatura ambiente, 1/2 taza de azúcar impalpable y 1 cucharada de jugo de lima en un tazón mediano con una batidora eléctrica hasta que estén bien unidos.

Rellena el pastel.

Coloca una de los pasteles ya fríos en un plato grande. Esparce un poco menos de la mitad del glaseado sobre el centro y hacia los lados de la capa.

Pastel terminado.

Centra el segundo pastel completamente frío sobre el primero y cúbrelo con el resto del glaseado.

Consejo

También puedes decorar este pastel con fruta fresca para agregar sabor, textura e interés visual. Intenta esparcir 1 1/2 taza de arándanos frescos, 1 1/4 taza de frutillas cortadas, 3/4 tazas de cerezas frescas sin carozo o rodajas finas de mango sin piel.