Cómo tonificarte después de perder peso

Perder peso es un logro satisfactorio tanto por razones de salud como por mantener una buena apariencia, pero puedes terminar con brazos y piernas colgantes ya que tu grasa se fue de tu piel. Mientras que no hay nada por hacer para perder piel, más que una cirugía estética, puedes lograr el control del músculo. El formar músculo a través de levantar pesas le dará forma a tu cuerpo, realizará el estiramiento de piel y hará que tu cuerpo se sienta firme al tocarlo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Barra de pesas
  • Mancuernas
  • Máquinas de peso

Instrucciones

  1. Cada vez que te sea posible, desarrolla ejercicios compuestos. Los ejercicios aislados son efectivos, pero los combinados, que involucran varios músculos al mismo tiempo, se desarrollan mejor al mover más de una articulación, lo que hará que el músculo en general, crezca más. Realiza sentadillas (squats) y estocadas (lunges) en lugar de extensiones de pierna y giros de tendones para un buen ejercicio de la parte baja de tu cuerpo. Realiza presión de hombros y lagartijas (push-ups) para tus brazos.

  2. Usa una combinación libre de pesas y de máquinas. El peso libre forzará los músculos de tus brazos y hombros para que trabajen de manera independiente, lo que ayudará a resaltar los desequilibrios musculares y a corregirlos. Usa las máquinas para levantar peso con seguridad, para realizarlo si no cuentas con asistencia.

  3. Levanta el peso que te sea un desafío. No vas a querer hacer repeticiones interminables; eso te crea dureza pero no forma tus músculos. Selecciona peso que te sea difícil de levantar en la última repetición de un grupo de 12. Si logras con éxito el grupo, levanta peso de 2 a 5 libras más (1 a 2,5 kg) la próxima vez que te ejercites. Motívate a constantemente poner un reto mayor.

  4. Establece un programa de ejercicios y apégate a él. Realiza un ejercicio completo para tu cuerpo un día si y otro no o divide los ejercicios en la parte alta y baja del cuerpo y altérnalos para que descanses al menos 24 horas entre los ejercicios de las partes de tu cuerpo. Siente tu cuerpo y descansa más tiempo si lo necesitas, pero ten cuidado de no aflojar. Si no usas los músculos, estos se atrofian y perderás el tono que hayas logrado.

Consejos y advertencias

  • Pide a una persona que observe tu levantamiento de pesas por si acaso no puedes controlarlo y te cansas.

Más galerías de fotos



Escrito por tricia ross | Traducido por elizabeth garay ruiz