Cómo tonificar tus piernas con el patinaje

Patinar no es sólo un juego; puede quemar más de 400 calorías por hora, de acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention. Un estudio de 1997 conducido por investigadores en University of Massachusetts, demostró que el patinaje en línea ejerce menos presión en tus articulaciones que correr, haciéndolo una elección inteligente como ejercicio de bajo impacto. Mientras que el patinaje regular tonifica y fortalece tus piernas, no te limites a lo obvio. Ponte tu casco, rodilleras y prepárate para patinar.

Ve aprisa

Patinar a velocidad es un ejercicio cardiovascular efectivo que tonifica los muslos, los tendones y los glúteos. Endereza tu espalda, aprieta tu abdomen y relaja tus hombros. Patina relajadamente por algunos minutos, calentando tus músculos y pulmones. Alterna el patinaje relajado con el patinaje a velocidad. Por ejemplo: patina velozmente por 20 segundos, luego patina a una velocidad moderada por 40 segundos. Balancea tus brazos a los lados para tener un impulso adicional. Intenta hacer esto por 10 minutos. Disminuye tu duración si es demasiado difícil o auméntala si es demasiado fácil.

Bajate

El patinaje lento tonifica los cuádriceps mientras fortalece los tendones, la baja espalda y los glúteos. Patina normalmente por unos cuantos minutos, luego baja tu cadera formando un ángulo de 45 grados. Levántala un poco si un ángulo de 45 grados hace que pierdas el equilibrio. Alterna el patinaje en la posición de sentadilla y el patinaje con una postura normal. Por ejemplo: patina formando un ángulo de 45 grados con tu cadera por 30 segundos y con una postura normal por otros 30 segundos. Intenta esto por 10 minutos, aumentando tu tiempo si es demasiado fácil y disminuyéndolo si es demasiado difícil.

Uno a la vez

Este ejercicio fortalece los cuádriceps y mejora el equilibrio. Un equilibrio apropiado aumenta la velocidad y la resistencia, lo cual influye en el tono muscular y el desarrollo en tus piernas. Párate derecho, dobla tus rodillas ligeramente y jala tus hombros hacia abajo y júntalos. Levanta tu pie derecho del piso y saca tu cadera hacia atrás. Baja tu cadera más o menos 2 pulgadas (5 cm), deteniéndote más pronto si 2 pulgadas rompe tu equilibrio. Sostente por 30 a 60 segundos, y cambia a la otra pierna. Baja un poco más cuando seas más fuerte y veas mejoras en tu equilibrio.

Deslizate hacia un lado

Este ejercicio trabaja los tendones y aumenta la masa muscular de los cuádriceps y glúteos. Patina normalmente por unos cuantos minutos, luego dobla tus rodillas y baja tu cadera 2 pulgadas (5 cm). Desliza tu pie derecho 45 grados hacia la derecha. Síguelo con tu pie izquierdo, luego desliza tu pie izquierdo 45 grados hacia la izquierdo y síguelo con tu pie derecho. Continua con este patrón, deteniéndote cuando tus piernas se fatiguen. Baja tu cadera un poco más para aumentar la intensidad.

Más galerías de fotos



Escrito por judy bruen | Traducido por maria del rocio canales